Desde Bayamo, Cuba, sobre Sindo Garay

banner

Segunda Época | Mes ABRIL/2017 | Año 3 | No. 25

indice

Sindo Garay, su presencia en Bayamo

Yolanda Aguilera Iglesias

Mujer Bayamesa (1918)

Sindo Garay

Santiaguero amante de Bayamo

Mónica María Ramírez Aguilar

indice_b
Sindo Garay, su presencia en Bayamo

Yolanda Aguilera Iglesias

El 12 de abril de 1817 nació en Santiago de Cuba, el maestro Antonio Gumersindo Garay y García. En su casa nunca faltó la música, y sin una formación musical se convirtió en un excelso músico cubano. Sumido en franco analfabetismo musical, logró secuencias armónicas y melodías que impresionaron a más de un estudioso.
Con solo diez años compuso “Quiéreme trigueña”, siendo esta su primera creación musical. Pepe Sánchez era uno más en la casa de los Garay, “Pepe fue un gran cantador y cubanizó la canción. Tiene que figurar como precursor de la trova cubana. Él fue el único maestro que tuve en mi vida. ¡Lo digo yo: Sindo Garay!”. Aunque también a Sindo le fue dado el privilegio de conocer a Martí.
A los 16 llegaría la primera guitarra, regalada por su hermano. Con esa misma edad comenzaría a auto alfabetizarse al no poder contestar una carta de amor a una muchacha. Sobre su vida vale decir que Sindo aprendió toda suerte de acrobacias circenses y que más de una vez se ganó el sustento con ese trabajo.
Por otro lado jamás aprendió una nota musical, sin embargo sus obras han sido consideradas por prestigiosos como lecciones de armonía y composición. Recibió y recibe numerosos elogios por su increíble capacidad como creador. En broma, el trovador decía que su nombre era muestra de su ignorancia musical: Sin- Do, y que sin Do componía. Como ha demostrado la historia realmente no le hizo mucha falta saber.
No por casualidad, Antonio Gumersindo Garay García fuera bautizado por Federico García Lorca como “El Gran Faraón de Cuba”.
Su larga vida de 101 años estuvo siempre matizada por el sonar incansable de guitarras y cantores que, en su natal Santiago, y ya desde la cuna, alegraban la “pobrísima” suerte de una familia de artistas.
Gracias a su obra tenemos un escalón más desde el cual seguir inventando melodías, una luz que no deja arder en muchos ojos. Y desde entonces, cada vez que suena una guitarra con poesía entre sus cuerdas, alguna pícara sonrisa de trovador se enciende tras del aire y se da un trago a la salud de la trova.
Sin la vanidosa pretensión de realizar una obra completa sobre el tema, nos proponemos dar un acercamiento a su estancia en Bayamo, para una historia de vida.
En una narración que hizo para el libro Sindo Garay: Memorias de un trovador de Carmela de León, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2002, nos dice Sindo:
“Andaba por Bayamo allá por el año 1918, con mi hijo Guarionex, como siempre, y con mi inseparable guitarra. Por aquel entonces, vivía en Bayamo un gran amante de la trova, el bayamés Eleusipo Rodríguez, que daba alojamiento a cuanto cantador le cogía el amanecer en el serenateo, y mucho más si este estaba bruja. Eleusipo era un buen amigo, y en todas las ocasiones que yo visitaba Bayamo por aquellos tiempos, allá me iba a compartir el trago y las canciones. La noche antes de ocurrírseme “La mujer bayamesa” recuerdo que un grupo de cantores habíamos andado regalando serenatas a las muchachas bayamesas”.
Siendo hombre de pueblo, que tuvo grandes pasiones: la música trovadoresca, la patria y la familia;  unió otra más, el amor por Bayamo y sus moradores.

separador
Mujer Bayamesa (1918)

Sindo Garay

Lleva en su alma la bayamesa
tristes recuerdos de tradiciones
cuando contempla sus verdes llanos
lágrimas vierte por sus pasiones.

Ella es sensible, le brinda al hombre
virtudes todas y el corazón
pero si siente de la Patria el grito,
todo lo deja, todo lo quema,
ese es su lema, su religión.

separador
Santiaguero amante de Bayamo

Mónica María Ramírez Aguilar

¿Por qué este músico quiso que sus restos reposaran en la ciudad Monumento Nacional? ¿Por qué descansar en un Bayamo colmado de historia y tradiciones cuando había nacido en la tierra catalogada como la Cuna del Son?
Tal vez La bayamesa, cantada por su madre al acunarlo, sea una clave para conocer la respuesta. Pero pudieron ser sus visitas a esa ciudad gloriosa, donde se inició el sentir por la independencia de un país y el amor por ser cubanos, lo que atrapó su atención.
A Sindo Garay no lo tomó en sus manos aquella maldición de no regresar a la Ciudad de los Coches, sino que volvió varias veces, se enamoró de sus mujeres, fue homenajeado, aplaudido y admirado por su carisma e interpretación musical.
En Bayamo hizo amigos, compuso y hoy la ciudad lo valora y se hacen festivales con su nombre que tratan de enaltecer la obra del artista y se convierten en un espacio para jóvenes músicos.
Según cuenta uno de sus relatos en la casa de un amigo bayamés “iban los amantes de la música, sobre todo de la trova. Por la noche nos reuníamos y casi siempre nos cogía el amanecer cantando”.
Al parecer la vida nocturna que tuvo en la ciudad llamó su atención y también la facilidad con que se reunían los trovadores y cantaban sin importar hora o lugar, solo rodeados de la magia de la armonía salida de sus guitarras.
Sindo Garay era trovador, de esos que llaman buenos y abundan poco, por ello muchas personas lo deseaban conocer y así, en julio de 1968, es invitado al festival de la trova en Santiago de Cuba. Sin embargo, narra Enrique Milanés León en ¡Sindo…caray!, que murió el 17 de ese mismo mes y año en La Habana, “pero no faltó a su cita: a Santiago se fue muerto, y de allí pasó a Bayamo. Su sepelio fue una serenata con mucho cigarro y café, mucho ron y mucha trova. Indecisos entre cantar o llorar, lo que sí sabían los presentes era que el gran pequeño, en un dúo con La Pálida, les había jugado otra buena sindada”.
Ahora reposa, cuando no hay alguien que le lleve una flor como pretexto para conversar, o un grupo que desee cantarle o turistas ávidos de saber quién fue Sindo.
Su tumba es rectangular, como casi todas las construidas en la Necrópolis de Bayamo. Se ubica en el ala izquierda del cementerio, al entrar, y está casi al final de la primera fila. Un señor se ocupa de ella, con la misma dedicación que las demás, pero con ojos siempre abiertos para que nadie le haga daño.
Encima del sepulcro, construido de mármol gris, reposa una tarja que dice: Sindo Garay 12- 4- 1867; 17-7-1968. De los bayameses a quien fuera máxima figura de la trova cubana. CNC REG. Marzo-72. Justo en su cabecera se encuentra una guitarra y escrita su canción Mujer Bayamesa.
Con el deseo cumplido, permanece eternamente en la Cuna de la Nacionalidad Cubana; quizás para salir a cantar de vez en cuando frente a ventana de Luz Vázquez o como bohemio por la calles, hasta el amanecer. Tal vez, los que tengan suerte escucharán en la madruga melodías de  La tarde, Perla marina, Rendido o Tardes grises, y sabrán, alegres por disfrutar cada canción, que es Sindo.

separador3

Boletín Acento . Oficina del Historiador
Bayamo M.N., Cuba. 2017
Estos textos pueden ser reproducidos libremente (siempre que sea con fines no comerciales) y se cite la fuente.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Deasde Uruguay: “Conversaciones Interculturales” en el Solís

Estimados, comparto la filmación de la primera instancia del ciclo “Arte y Parte, conversaciones interculturales”, realizada en el Teatro Solís, en la cual tuve la oportunidad de compartir panel junto al Dr. Hugo Rodríguez y al periodista Daniel Feldman.

“Se trata de un ciclo donde se establece un diálogo con dinámica de entrevista, en vivo, con dos personalidades provenientes de diferentes campos, preferentemente y en apariencia muy alejados uno de otro, que debaten e intercambian ideas sobre temas que afectan a la sociedad en su conjunto, haciendo énfasis en temas relacionados a la cultura, tratando de buscar ciertos denominadores comunes en la elaboración del pensamiento.”

Como siempre, sus comentarios son bienvenidos en mi blog, en la siguiente entrada: http://pabloromero7.blogspot.com.uy/2017/03/conversaciones-interculturales-en-el.html

Abrazos,
Pablo Romero

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desde Miami: nuevo evento del Elsa Awards. Elsa I. Pardo premiada por el alcalde de su ciudad

elsasample

Convoca “Elsa Awards 2017” a evento

Elsa Awards 2017 se complace en anunciar un gran evento que se llevara a cabo por tercera vez, el domingo 16 de abril en Fiesta Palace Ballroom, 155 S.W. 107 Avenue, Miami, FL 33174 a las 7PM.

Premiaremos a nuestros artistas locales destacados, cantantes, compositores, camarógrafos, actrices, actores, poetas, promotores, pintores, escritores, periodistas y más, con el propósito de reconocer y estimular a nuestros artistas, que con su trayectoria han contribuido al engrandecimiento del arte, con sus talentos, trabajo y dedicación.

Habrá alfombra roja y amplio estacionamiento gratis. Además de la entrega de trofeos, los cantantes nominados cantarán y habrá un gran espectáculo. Algunos artistas invitados y premiados: La cantante Amarilys Rojas, el cantante y actor Rigo Palma, el cantante y compositor Jesús Jesús, la cantante Maria del C. Munné y los pintores Sila Rangel y Carlos Rafael.

Boletos a la venta: $15 por persona. Reservaciones: 305 953-5597.

El alcalde Tomás Regalado premia la trayectoria de Elsa I. Pardo

alcar

El 1 de marzo, Elsa I. Pardo recibió una Proclama del Honorable alcalde de la Ciudad de Miami, Tomas Regalado, por sus eminentes contribuciones sociales y culturales a nuestra comunidad. Además, proclamó el domingo, 16 de abril del año 2017, DIA de Elsa I. Pardo.
La señora Pardo se desempeñó como trabajadora social del estado de la Florida por más de 10 años. Allí tuvo la oportunidad de servir a los ciudadanos de esta comunidad en diferentes programas sociales para niños, adultos y personas de la tercera edad. Y también por sus trabajos voluntarios para la comunidad. Fue profesora de ESOL en las escuelas públicas del sistema escolar de Miami- Dade County por varios anos. Como periodista, se ha dedicado a escribir en diferentes diarios de Miami, acerca de los temas que más afectan a la comunidad. Además, es miembro del Colegio Nacional de Periodistas. Por su conciencia social, dada la tasa de divorcios más alta del mundo en Estados Unidos y Suecia, la violencia doméstica, etc., escribió un libro titulado “Amor romántico del siglo XX1″, premiado por la editorial Voces de Hoy, en la categoría de Narrativa no Ficción, (2014). ¿EL año pasado público “Que es amar demasiado?” y recientemente quedo como finalista en el II Certamen Literario Internacional de la Fundación SOMOS 2016, por lo cual recibió un reconocimiento por su artículo “La discriminación”. También tiene una columna de farándula, “Elsa y las Estrellas”, en el periódico Libertad. Allí publica entrevistas a los artistas de Miami. Lleva 14 años cantando en muchísimos eventos de la comunidad y para las personas de la tercera edad. Es creadora de “Elsa Awards” desde el año 2015, una premiacion anual con el fin de reconocer a artistas locales destacados, estimularlos y reconocer sus talentos, ya que con su trabajo y dedicación han contribuido al engrandecimiento del arte y la difusión de la cultura en el estado de la Florida. “Elsa Awards” hace donaciones a SafeSpace, un refugio para mujeres, hombres y niños maltratados, víctimas de la violencia doméstica. Y este ano, 2017,”Elsa Awards” será un gran evento que premiará a 50 artistas destacados y se llevará a cabo el domingo 16 de abril, en Fiesta Palace Ballroom a las 7 PM. Para más información: 305 953-5597.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Boletín Acento* sobre José Fornaris

fornaris

José Fornaris

Segunda Época | Mes MARZO/2017 | Año 3 | No. 24

  • indice
    José Fornaris, Bayamo y el arrullo de la Patria
  • Aldo Daniel Naranjo Tamayo
  • José Fornaris y el Nacionalismo
  • Amarilis Terga Oliva
  • Fornaris y la invención de Cuba
  • Mario Cobas Sanz
  • La madrugada en Cuba

————————————————–
José Fornaris, Bayamo y el arrullo de la Patria

Aldo Daniel Naranjo Tamayo

En el despertar de la conciencia cubana por parte de los liberarles e ilustrados en la medianía del siglo XIX es imprescindible recoger el nombre del abogado y poeta José Fornaris y Luque, (Bayamo, 18 de marzo de 1827- La Habana, 19 de septiembre de 1890) uno de los epígonos del movimiento político y de renovación poética que vivía la sociedad bayamesa al calor de hombres de la talla de Carlos Manuel de Céspedes, Francisco Vicente Aguilera, Ramón de Céspedes Barrero, Esteban Estrada Céspedes y Pedro Figueredo (Perucho).

Ellos supieron aprovechar las fiestas, juegos de ajedrez, serenatas y carnavales para trasmitir un mensaje de compromiso revolucionario y poner el desarrollo económico, social y cultural de Bayamo por la senda de la ilustración y el progreso social. En casa de Fornaris, Lucas del Castillo y Perucho Figueredo organizaron encuentros literarios. Especialmente, Fornaris era sorprendido por la aurora al compás de la fascinante música. A las damas compuso canciones bonitas y poemas que aún mantenía sin publicar.

En sus hermosos cantos de los siboneyes, casi exterminados por los conquistadores españoles, encontró José Fornaris el modo de patentizar las originarias costumbres cubanas y la oposición a la explotación de los cubanos. En su poesía se daban de la mano la exposición de las raíces más autóctonas y la nervadura de la inconformidad con el régimen colonial.

Desde la primavera de 1848 las reuniones literarias se transformaron en ardorosas discusiones políticas. Lo primero era educar al pueblo y prepararlo para un verdadero programa de proyección social, cuyo objetivo sería crear una conciencia en la cual se prefiriera el bien colectivo al bien individual, es decir, un programa de unidad social. Frente al caos, la ignominia y la opresión, para esos hombres no había otro camino que el de la lucha armada. Del mismo criterio eran muchos jóvenes de Bayamo, los que gozaban de prestigio social, claras inteligencias, bien informados de los asuntos económicos, sociales y políticos; estudiaban a los autores modernos en las diversas materias.

Obviamente, la ofensiva debía dirigirse a crear un ambiente más civilizado y progresista en la urbe, con la fundación de nuevos centros culturales y artísticos. Lo primero sería reestructurar la Sociedad Filarmónica y construir un edificio más moderno, porque el existente se caía en pedazos. Por otra parte, lo más correcto sería fundar un verdadero teatro, con una mayor capacidad que la sencilla sala en el edificio filarmónico y crear un elenco dramático propio. En tercer lugar, dotar a la Plaza Isabel Segunda de jardines, que dieran una estética al entorno citadino; y en cuarto lugar, instalar una imprenta y fundar un periódico, que comunicara noticias y proyectos sociales sistemáticamente al pueblo.

Una junta encabezada por Céspedes, José Fornaris y Aguilera, redactaron el reglamento interno de la institución, del cual se cuenta con muy pocas noticias. Una de las ideas rectoras era destinar el dinero que se recaudara para hacer mejorías en el hospital civil San Roque. Para la puesta en escena de las obras teatrales Fornaris se integró a otros jóvenes que compartían sus mismos arrestos histriónicos.

De esta época el poeta dejó un fiel testimonio que acusaba el carácter reaccionario de los gobernantes españoles y su antagonismo con las ideas avanzadas, ante todo con los derechos de reunión e imprenta. Denunció que no se permitían gimnasios, imprentas ni periódicos, es decir, nada de lo que pudiera vigorizar el cuerpo ni dar luz al espíritu. Fornaris nativista hizo una valoración significativa: «Y mientras el mundo entero gozaba de periódicos, esa gigantesca antorcha que ilumina el Universo, en Bayamo vivíamos envueltos en la noche de la superstición y de la ignorancia…»

Respecto a las actividades de la juventud ilustrada bayamesa él denunciaba que se consideraba poco menos que un crimen el cultivo de la poesía, y que eran sospechosas las reuniones de poco más de media docena de personas. Por eso, era preciso tratar furtivamente el más sencillo de los temas literarios.

El nombre de Fornaris esta asociado a la emblemática canción La bayamesa, estrenada el 27 de marzo de 1851 en la ventana de la María de la Luz Vázquez, como uno de sus compositores.

El 4 de enero de 1852 el periódico habanero La Prensa publicó el primer poema conocido de Fornaris, titulado de «Calma», dedicado a su amigo Carlos Manuel de Céspedes, quien mejor que nadie, en su opinión, podía darle precisas respuestas al «árido hastío» en que vivía. El poema es un fiel retrato de la monotonía y la lacerante calma existente en la Isla, particularmente en Bayamo, donde los hombres ilustrados, en expresión del bardo, vegetaban «silenciosos y retirados» en sus hogares, pues no podían expresar libremente su pensamiento liberal. Este terrible reposo, cuya alteración provocaba la ira de las autoridades, parecía que nunca iba a acabar.

No es casual entonces que Fornaris fuese puesto preso el 14 de febrero de 1852, junto a Carlos Manuel de Céspedes y Lucas del Castillo, acusándolos el teniente gobernador de Bayamo. Durante cuarenta días estuvieron desterrados en la aldea de Palma Soriano donde compuso el conocido soneto Mi Adoración, un canto patriótico a la naturaleza cubana, con su río Cauto, cedros y palmares.

En agosto de 1854 Fornaris se vio obligado a abandonar Bayamo por sus ideas políticas liberales, acusado de haber tomado parte en el acuchillamiento de un oleo que presidía la Sociedad Filarmónica. Inicialmente fue sancionado al destierro en México, pero el capitán general José de la Pezuela se la conmutó por el ostracismo en La Habana.

A pesar de estar vigilado, Fornaris siguió sus labores de propaganda patriótica, con la publicación del libro Cantos del Siboney (1855) y la puesta en escena de obras de teatro de un alto contenido social. Es sin dudas, uno de los que supo arrullar la patria y ponerla en la senda gloriosa de la independencia.

————————————————–
José Fornaris y el Nacionalismo

Amarilis Terga Oliva

La poesía es una expresión representativa de nuestra nacionalidad. El nacionalismo, con sus diversas vertientes, centró los intereses de escritores y artistas, cuyas obras se desarrollaron durante el siglo XIX. José Fornaris y Luque, es un ejemplo significativo.

El escritor recibió una formación cultural erudita en su ciudad natal, Santiago de Cuba y la capital. Al concluir tales estudios, obtuvo el grado de Licenciado en Leyes. Regresó a Bayamo y ocupó el cargo de regidor del Ayuntamiento.

Solía escribir composiciones líricas, dramáticas y trabajos periodísticos en los que comentaba obras literarias, temas costumbristas y la situación política imperante. El discurso literario propuesto se caracteriza por los ambientes idílicos, exuberantes, en los cuales confluye la excesiva luz en contraste con el tenebrismo.

Mediante la inspiración en el legado cultural precedente, el autor bosqueja personajes enfrentados al mal, cuya pasión supera todo razonamiento, por tanto, los sentimientos y actitudes son rayanas en lo ideal. A través de alegorías, metáforas, imágenes y símbolos, denuncia la política restrictiva impuesta por el gobierno colonial español en la Isla.

En tal contexto, sucede un reconocimiento a la idiosincrasia de los aborígenes cubanos mediante la cual asume la identificación con el medio físico, que es objeto de exaltación y descubrimiento. Así, aparece lo cubano como totalidad.

Es Bayamo mi patria: en su floresta/ Mecióse entre floridos cocoteros, / Como un nido mi cuna en los linderos/ De una escondida y peñascosa cuesta. […] Allí corrí tras el sinsonte pardo y las lindas guanaras y tojosas, /Y atravesé las leves mariposas, […]/ Allí pasé mi infancia dulcemente,/Sin pensar en mis selvas venturosas […]/ Allí no lejos de esa selva umbría/ Al interior bajamos de las grutas./ Ese alto dátil que al confín se pierde/ Del bosque, la sombra con sus alba mano […]/ Muestra su pompa y su ramaje verde […] /A lo lejos espléndida atalaya/Se dibuja en la sombra indecisa/ A la muerte del sol y allá diviso/ Por vez postrera mi nativa playa/ ¡Recibe oh patria! Mis postreros votos.1

Varias composiciones del autor han trascendido. La bayamesa marcó un hito en la conformación de nuestra cosmogonía permitiendo la definición de nuestra identidad. La canción se distingue por la sucesión de imágenes de alto grado en las cuales se dilucida a la patria trasmutada en mujer, ante la cual el sujeto rinde pleitesía y recibe consuelo.

Otras odas, silvas y romances son: La madrugada en Cuba, Ni única creencia, En el bosque, Mi vuelta a Cuba, entre otras. Tanto en Bayamo como en La Habana, el humanista dio a conocer sus criterios políticos mediante crónicas, artículos, comentarios, composiciones poéticas y dramas que obtuvieron gran éxito. Algunos textos se dieron a conocer en La piragua y Floresta Cubana.

La enseñanza fue otro desempeño acometido por el destacado humanista. Lo demostró en el colegio San Anacleto donde explicó Gramática, Literatura, Historia, latín y griego. Además, asumió la presidencia de la Sección de Literatura del Liceo y el Ateneo. Junto a Joaquín Lorenzo Luaces, realizó la compilación Antología Cuba Poética. Entre sus textos publicados, destaca: Cantos del Siboney (1851 y 1855), Flores y lágrimas (1860), Cantos tropicales (1874), El arpa del hogar (1878), El libro de los amores, Amor y Sacrificio, La hija del pueblo y los textos didácticos: Elementos de Retórica y Poética, compendio de Historia Universal y figuras de Retórica, etc.

Recordar a esta personalidad de nuestras letras, permite inferir que los aportes legados a la cultura regional, aún permanecen velados. Por esta razón, es un desafío descubrir tales valores en sus creaciones. Así lo vindicaríamos del olvido en el cual se halla. Sin duda, el mismo integra los anales de la historia literaria nacional.

1Manuscrito original fotocopiado, Bayamo, Casa de la Nacionalidad Cubana, (s. a. de p.)
………………………………………………
Fornaris y la invención de Cuba

Mario Cobas Sanz

El siglo XIX fue un período clave para la formación de la conciencia nacional, que exigió a la metrópoli moderadas reformas, y culminaría en el separatismo que condujo a las guerras por la independencia. Desde dentro y fuera de la Isla, se afianza la expresión del sentimiento de cubanía en la prosa, la lírica y la identificación de elementos de la naturaleza, que más adelante devendrían símbolos, como las palmas y las mariposas, con las aspiraciones independentistas que animaron la escritura de poetas de la época.

Otros han estudiado el devenir de esas simbologías, y las poéticas que le dieron origen. Ejemplo de ello es José Fornaris y Luque. En el año 1852 escribe La bayamesa, poema que se convertiría, con el tiempo, en un patrimonio musical del canto a la libertad y que contribuyó a fijar los sentimientos de profunda cubanía en oposición a todo lo peninsular.

La bayamesa es considerada la primera canción romántica cubana. Escrita para una mujer, Luz Vázquez y Moreno, tiene un sentido amoroso en su esencia, y una factura musical depurada.i La versión original de José Fornaris publicada en La Habana en 1888 dice:

¿No te acuerdas, gentil bayamesa,
Que tú fuiste mi sol refulgente,
Y risueño en tu lánguida frente
Blando beso imprimí con ardor?

¿No recuerdas que un tiempo dichoso
Me extasié con tu pura belleza,
Y en tu seno doble la cabeza
Moribundo de dicha y amor?

Ven, y asoma a tu reja sonriendo;
Ven, y escucha amorosa mi canto;
Ven, no duermas, acude a mi llanto;
Pon alivio a mi negro dolor.

Recordando las glorias pasadas
Disipemos, mi bien, la tristeza;
Y doblemos los dos la cabeza
Moribundos de dicha y amor.ii

Estrenada la pieza sin haberse publicado, por su contagiosa melodía pasó de boca en boca, y alcanzó tal fama que rápidamente se extendió por el territorio nacional y más allá de las fronteras. A partir de entonces comenzó a generarse una tendencia de agregar a una misma melodía diferentes textos, según las circunstancias a que estuviera dirigida la pieza.

Walter Goodman, pintor retratista inglés que visitó Santiago de Cuba en el año 1864, recoge en sus crónicas cómo los negros y mulatos en sus tertulias nocturnas, sentados en sus taburetes rústicos junto a las puertas de sus casas, acompañados de una guitarra, una marímbula y un tingotalango, interpretaban canciones y serenatas. Refiriéndose al que toca la guitarra señala: “[…] es el que goza de mayor favor y se le pide a veces que acompañe una canción popular y muy sentimental llamada La bayamesa […]”.iii

Después del estallido revolucionario del 10 de octubre de 1868, la canción acentúa su sello nacional, al crearse sobre la música un texto de carácter revolucionario:

¿No recuerdas, gentil bayamesa,
que Bayamo fue un sol refulgente,
donde impuso un cubano valiente
con su mano, el pendón tricolor?

¿No recuerdas que en tiempos pasados
el tirano explotó tu riqueza,
pero ya no levanta cabeza
moribundo de rabia y temor?

Te quemaron tus hijos; no hay queja,
que más vale morir con honor
que servir al tirano opresor
que el derecho nos quiere usurpar.

Ya mi Cuba despierta sonriendo,
mientras sufre y padece el tirano,
a quien quiere el valiente cubano
arrojar de sus playas de amor.iv

De igual manera se creó una versión que denotaba el sentir de los bayameses con respecto al incendio de la ciudad.

Fornaris, meses después de haber escrito La bayamesa, compone los Cantos del siboney, en los que exalta la libertad, y traslada imaginativamente la opresión colonialista al pasado indígena, lo que sirvió de base a una auto-identificación criolla rebelde, destinada a forjar el futuro de la nación cubana.

En los Cantos del siboney, en medio de una desbordada transferencia de escenarios y personajes, incluye versos inflamatorios. En su poema El cacique de Ornofay, presentará a Cristóbal Colón en un impensable diálogo con el jefe indio. El cacique, que duda de las intenciones del genovés, tras poner en boca de este, promesas de cultura y seguridad bajo el pabellón de Castilla, le advierte e impreca:

Si es así florezca Cuba
bajo tu amparo celeste,
y trueca este sitio agreste
en otra España, Colón.

Más si a tu rey nos inmolas
que al fin tu raza se vea
hollada, y ¡maldita sea
toda tu generación!

Que jamás halles sosiego
a la sombra de las palmas
y te aborrezcan las almas
de la tribu siboney.

Que rencor fecundo incube
en los hijos de los godos
y abjuren en Cuba todos
de tu Dios y de tu Rey. v

No es extraño que dentro del código cifrado de la época, los Cantos del siboney fueran leídos como un alegato político, pues el libro apareció meses después de la ejecución de Ramón Pintó, con la que culminó el baño de sangre en que fue ahogado el movimiento anexionista.

En la valoración de la obra de Fornaris no puede olvidarse la lectura de su trabajo sobre retórica poética (1867), en la cual se encuentra el consistente pensamiento de libertad y heroísmo patrio.

Con Joaquín Lorenzo Luaces, Fornaris recopiló y editó en 1859 Cuba poética, una de las primeras antologías de la poesía cubana. Fornaris viajó por España, Francia e Italia.

i Compuesta en compás de tres por cuatro, en tiempo de vals, comienza sus partes a contratiempo. Son muy recurrentes las terminaciones femeninas y desde el punto de vista morfológico se trata de un vals en dos partes (binario), estructura fundamental que asume luego el amplio sistema genérico de la música cubana. Véase Augusto César Odio: Ventana Sur, Revista cultural de la provincia Granma, no. 7, enero-marzo del 2009, p. 23.

ii Zoila Lapique Becali. Música colonial cubana en las publicaciones periódicas (1812-1902), t.1.p.188.

iii Walter Goodman: Un artista en Cuba., p. 131.

iv Esta versión la reprodujo el folclorista Ramón Martínez y Martínez en su Oriente Folclórico, quien nos dice en la entrega tercera, p. 33: <>

v José Fornaris. Poesías de José Fornaris, p.18.

…………………………………..
La madrugada en Cuba

José Fornaris y Luque

¡Qué hermosos brillan los campos
de mi Cuba idolatrada,
coronados de rocío
y mecidos por las auras,
cuando la luna ilumina
allá por la madrugada!
Alegres los estancieros
dejan sus pobres hamacas:
el uno el terreno siembra
de plátanos y de caña,
el otro a sus mansos bueyes
unce coyunda pesada,
y el sitiero enamorado,
lleno de amorosas ansias,
con melancólico acento
así a su sitiera llama:
“La luna está como el día
y yo velando a tu puerta:
despierta, mi amor, despierta,
ven, acude a mi agonía.
Salta del lecho, María,
que la luz brillante baña
desde la erguida montaña
a la callada laguna:
espléndida va la luna,
y el astro que la acompaña”

II
Y en tanto que al son del tiple
de pie junto a su ventana,
el venturoso sitiero
despierta así a su adorada,
otra va por el camino
sobre un potro de crin blanca,
ojo vivo, casco duro,
y dobles y llenas ancas.
Él también su canto entona,
que el sitiero que no canta,
que no siente, ni se inspira,
no es hijo de estas comarcas.
Mira la luna, y doliente
un hondo suspiro exhala,
al recordar que es su gloria
un corazón que lo engaña.
Y tras el hondo suspiro
quejumbrosa voz levanta;
y así revela su agravio
en canción apasionada:
“Pálida luna que un día
en amoroso desmayo,
alumbraste con tu rayo
la frente que yo quería.
Aquella sitiera mía
me inmola con dura saña…
¡Pérfida, mi nombre empaña!
¡Ella, toda mi fortuna!
¡Qué triste brilla la luna,
y el astro que la acompaña!”

III
¡Oh, qué magnífica escena!
¡Qué seductor panorama!
¡Cómo reluce en las hojas
la luna de madrugada!
Sobre los verdes guayabos
tiende el perico las alas,
que parecen con la luna
abanicos de esmeralda;
de revoltosos totíes
las negras plumas resaltan,
como ramas de azabache
sobre los mangos y jaguas.
En el cafetal vecino
por todas las guardarrayas
del africano guardiero
suena la rústica flauta;
tenor campestre el sinsonte
sus trinos de amor ensaya;
seduce con blando arrullo
la tórtola enamorada;
atados a sus cadenas
rabiosos los canes ladran;
el grillo chilla, el cordero
con tímido acento bala;
en el árbol duerme el ave,
en el bosque el toro brama,
y en el batey canta el gallo
precursor que anuncia el alba.
Mas yo dejando la tierra
busco del cielo las galas,
y entre sus blancos celajes
la luna de madrugada.
No hay duda que es este cielo
aún más bello que el de Italia,
pero si fuese tan triste
como es el de la Bretaña,
lo quisiera por ser mío,
por ser el de mis hermanas,
por ser el mismo que un tiempo
con mi madre contemplaba.
Aquí ardió en mi fantasía
del primer amor la llama,
y con lirios olorosos
ceñí la sien de mi amada.
Bajo este cielo se mecen
estas ceibas, esas palmas
que me dieron sombra amiga
allá en mi risueña infancia.
Bajo este cielo he crecido
en mis selvas y cañadas,
y va en mi sangre, en mis venas,
y clavando en mis entrañas.
En fin sabed que lo adoro
con todo el fuego del alma,
porque no hay cielo en el mundo
como el cielo de la patria.

*Boletín Acento . Oficina del Historiador
Bayamo M.N., Cuba. 2016
Estos textos pueden ser reproducidos libremente (siempre que sea con fines no comerciales) y se cite la fuente.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Últimas semanas para aplicar al Premio Carátula

Exactamente 23 días faltan para el cierre de la convocatoria al Premio Centroamericano Carátula de cuento breve. Este premio fue creado en 2012 para impulsar el género del cuento en el istmo y reconocer sus nuevas voces y tendencias; está dirigido a escritores menores de 35 años y quien gane la convocatoria recibirá una residencia de escritor de un mes en Monterrey, Nuevo León, como huésped de la Universidad Autónoma de Nuevo León y una escultura del poeta Ernesto Cardenal. ¡Informate y aplicá!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Con amor a Frank Sinatra, Laura Dickinson y la Latin American Jazz Orchestra consienten a México

zz599

Laura Dickinson, esta tarde a su llegada a México para rendir tributo mañana viernes 24 a Frank Sinatra. Laura dijo estar muy emocionada de poder estar en México y poder interpretar la música de Sinatra al lado de la Latina American Jazz Orchestra que dirige Isaías Jiménez. Con mucho ánimo porque dice que la música en general es su pasión, hoy mismo se fue a ensayar para el show de mañana. La cantante norteamericana fue recientemente nominada a dos premios EMI por el albúm homenaje a “Frank Sinatra With Love”.

 

 

* Este viernes presentarán el homenaje a Frank Sinatra en el auditorio Fra Angélico del Centro Universitario Cultural (CUC)

Ciudad de México, a 23 de marzo de 2017

Convencida de que la música es capaz de romper muros y conectar países con un mismo sentimiento, Laura Dickinson consentirá esta noche de viernes al público mexicano con el homenaje a Frank Sinatra, que interpretará al lado de la Latin American Jazz Orchestra (LAJO) en el Centro Universitario Cultural.

A su llegada a la terminal 2 del aeropuerto de la Ciudad de México la cantante norteamericana recientemente nominada a dos premios EMI por el albúm homenaje a “Frank Sinatra With Love”, compartió su emoción de pisar tierras mexicanas y por primera vez interpretar su música en este país.

Dickinson explicó que el acercamiento con la orquesta que encabeza Isaías Jímenez se dio gracias a los contactos en común con varios músicos jazzistas, “estoy muy emocionada, tenía muchas ganas de venir a México y poder cantar con esta orquesta es una gran oportunidad”, afirmó.

La joven cantante quien da voz a la princesa Sofía de Disney y participa en el doblaje de otros dibujos animados, recordó que la música al ser universal tiene la posibilidad de vencer barreras y más cuando es música como la de Frank Sinatra que sigue presente en el gusto del público de todo el mundo.

“Sinatra es una gran inspiración, mi vida entera ha estado influida por su música. Cuando sólo tenía 13 años tuve un problema en los ojos y cada vez que iba al médico la música de Sinatra me acompañaba, aprendí a seguir su fraseo, a entender su técnica de respiración y la emoción que ponía en sus letras”, dijo Dickinson quien desde hace algunos años trabaja con el ícono del jazz Michael Bubble.

“La música es universal, es el lenguaje que todos entienden. América fue creada por gente de todo el mundo y la música nos da la oportunidad de conectar con toda esa gente”, expreso Laura Dickinson y reiteró las ganas que tenía de venir a México, siendo un país tan cercano y al haber crecido en Los Ángeles, donde la comunidad latina es tan fuerte.

Este viernes Laura Dickinson y la LAJO interpretarán las canciones más conocidas de Frank Sinatra y algunas canciones pop adaptadas a la música de las grandes bandas gracias a la participación de seis arreglistas que trabajaron con Laura desde 2013 para dar cuerpo a este concierto.

Los boletos se pueden adquirir en los sitios web http://bit.ly/2lcGx2l y/o en http://bit.ly/2lhDRNI.

————————————————————————–

-o0o-

BOLETÍN PARA SU LIBRE REPRODUCCIÓN

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-3578-0345;
5521-4229

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desde México: Tributo a Frank Sinatra el día 24 por Latin American Jazz Orchestra y Laura

 

 

zz649

Laura Dickinson rendirá tributo a “La Voz”, Frank Sinatra, junto con la Latin American Jazz Orchestra este viernes 24 de marzo en el auditorio Frá Angélico del Centro Universitario Cultural (CUC), en CU.

 

* La cantante norteamericana logró ser nominada en 13 ocasiones a los Grammy 2016 con su proyecto “One For My Baby – to Frank Sinatra With Love” y llegará a la Ciudad de México el 24 de marzo para interpretar con atractivos arreglos a ritmo de Big Band Jazz, las mejores canciones de “La Voz”

Ciudad de México, a 3 de marzo de 2017

Con el ánimo de deleitar al público mexicano con lo mejor de la Big Band, la Latin American Jazz Orchestra presentará este 24 de marzo los éxitos de Frank Sinatra interpretados por la cálida voz de la cantante norteamericana Laura Dickinson, quien por primera vez pisa tierras mexicanas.

En una sola presentación, la cantante nominada al Grammy en 13 ocasiones acompañará a la orquesta coordinada por Isaías Jiménez, en un tributo al cantante norteamericano que fue conocido como “La Voz” y se convirtió en una leyenda a mediados del siglo pasado.

La inédita presentación se realizará el próximo viernes 24 de marzo en el auditorio Frá Angélico del Centro Universitario Cultural (CUC), dentro de la temporada de conciertos 2017 de la Latin American Jazz Orchestra (LAJO).

Laura Dickinson tiene una larga carrera en el mundo de la música y su trayectoria ha dado cuenta de ello a través de numerosos doblajes de personajes animados y sound tracks de programas infantiles realizados por las cadenas Disney y Pixar, donde hoy da vida a la Princesita Sofía.

Isaías Jiménez explica que el acercamiento con la exitosa Laura Dickinson ocurrió a partir del apoyo que han recibido del Lincoln Jazz Center, cuya orquesta ha acompañado a la joven cantante en otras ocasiones y actualmente mantiene cercanía con la Orquesta Latinoamericana de Jazz.

El director de la orquesta mexicana explica que como segundo evento de la temporada 2017 de la LAJO, tras el tributo a The Beatles, querían realizar un homenaje al actor y cantante Frank Sinatra y en esa búsqueda dieron con la voz y el talento de Laura Dickinson, quien en 2014 realizó un homenaje a “ojos azules” con motivo del que sería su cumpleaños número noventa y nueve.

“Laura lanzó el álbum One For My Baby – to Frank Sinatra With Love, y logró hacer un proyecto muy interesante porque fue con los mejores compositores y arreglistas de Los Ángeles, a quienes pidió hacer algo muy fresco, con los temas originales interpretados por Sinatra. Entonces tomó todas esas mentes excepcionales y se pusieron a trabajar este concierto”, relata Isaías Jiménez.

El músico explica que Laura y él tienen varios amigos en común en la ciudad de Los Ángeles, California y con ellos fue con quienes construyó el disco que le ganó 13 nominaciones a Los Grammys, entre ellas como Mejor Álbum Pop Tradicional, Mejor Artista Nuevo, Mejor Improvisación de Solo de Jazz y Mejores Arreglos.

Y este proyecto podrá será escuchado por el público de la Ciudad de México el próximo viernes 24 de marzo en el Centro Universitario Cultural. Los boletos se pueden adquirir en los sitios web http://bit.ly/2lcGx2l y/o en http://bit.ly/2lhDRNI.

-o0o-

BOLETÍN PARA SU LIBRE REPRODUCCIÓN

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-3578-0345;
5521-4229

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario