Escala en Trondheim (Noruega) del Costa Pacífica

Trondheim. Fachada de la Catedral de San Olav.

Trondheim. Fachada de la Catedral de San Olav.

París, 10 de octubre de 2015.

Querida Ofelia:

El domingo 23 de agosto, hacia las 11 a.m. embarcaron al piloto para hacer la entrada en Krakvagfjorden, donde continuó la espectacular vista de los fiordos de Trondheimsleia y Trondheim, al final de este último, anclamos en el puerto homónimo a las 2 p.m. Brillaba un hermoso sol sobre un mar sereno y teníamos una temperatura de +15° centígrados.

Trondheim es una famosa ciudad universitaria medieval situada en el fiordo más vasto de Noruega. Dos son los aspectos principales de esta ciudad que, de alguna forma, están representados también por dos imágenes bien precisas: la parte central, que se encuentra situada sobre una península sobresaliente de forma triangular, está llena de bellos monumentos y es la más apreciada y frecuentada desde el punto de vista cultural y arquitectónico.

La parte occidental, rodeada por una vasta área verde denominada Bymarca, es en cambio, la parte de la ciudad en la que los estudiantes se reúnen y también el lugar en el que la música, el teatro y las artes alternativas típicas de la cultura juvenil encuentran su propio punto de referencia.

Torvat es la plaza principal de la ciudad y en ella se levanta el mercado y se hacen las reuniones más importantes de la ciudad. En esta plaza se erigió la estatua del rey vikingo Olaf, fundador de la ciudad, que convirtió a su pueblo al cristianismo. El monumento está rodeado de toda una serie de espléndidos edificios y de la majestuosa catedral gótica, construida en piedra y que data del siglo XII. Los habitantes de Trondheim están particularmente orgullosos de esta construcción, que es, según los estudiosos de historia del arte, una de las iglesias más bellas de toda Escandinavia y una de las poquísimas de Europa del Norte que pueden competir con las iglesias francesas e italianas. El billete de entrada cuesta 11 euros.

Es muy divertido y curioso et Museo de Artes Aplicadas, el llamado Folk Museum, que contiene objetos de artesanía contemporánea realizados con las técnicas más extravagantes e insólitas.

Trondheim es la ciudad del “sol de medianoche”, cuyo atardecer a las dos de la mañana, constituye uno de los espectáculos más fascinantes e increíbles para todo turista.

Gastronómicamente hablando, Trondheim no ofrece particularidades que la distingan del resto de Noruega: los platos típicos son casi todos a base de salmón o de trucha y las carnes más utilizadas son las de cerdo y cordero. Es famoso el smorrebrod, un bocadillo típico noruego.

Nos dirigimos a la antigua y hermosa casa solariega donde se encuentra el espléndido Museo de Ringve, situado sobre una colina que domina el fiordo y rodeado por un delicioso parque.

Al bajar del autobús nos recibió la encantadora joven francesa (de Orléans), Mlle. Fanny, que interpretaba un fragmento de música clásica con su violín. Ella nos sirvió de guía, su trabajo fue excelente, tanto por sus conocimientos sobre la historia del museo, de la familia fundadora, como de los instrumentos musicales. Este museo es el único de Noruega especializado en instrumentos musicales. Actualmente alberga más de 2000 instrumentos de todo el mundo y de todas las épocas. Desde tambores africanos, pasando por instrumentos de gran valor artístico, hasta los jukebox americanos de los años cincuenta.

A principios del siglo pasado, la propiedad fue comprada por un miembro de la conocida familia Bachke, Christian Anker Bachke, gran pianista. Se casó con una dama rusa, Victoria, que también tenía un gran interés por la música, y juntos comenzaron a coleccionar instrumentos y objetos que habían pertenecido a famosos compositores. Ese fue el comienzo del museo. Por cierto, los otros guías del museo son todos estudiantes de música, y nos interpretaron fragmentos musicales de los diversos instrumentos de la exposición, por lo que la visita al Museo Ringve fue una experiencia muy enriquecedora.

Las cinco casas que componen el museo están rodeadas por bellos jardines con fuentes y a su vez, todo está situado al centro de un inmenso parque botánico. En mi página de Facebook puedes ver todas las fotos que tomé en ese lugar extraordinario.

El libro “Ringve, un monde à part”, escrito por Peter Andreas Kjeldsberg y Sissel Guttormsen, ricamente ilustrado con fotos, es de gran calidad.

Volvimos al puerto atravesando el centro de la ciudad. La misma adquirió su aspecto actual, con amplias calles y bonitos edificios de madera, después del gran incendio de 1681. Uno de esos edificios es el “Stifts- gàrden”, residencia de la familia real. También los viejos almacenes a orillas del río, pintados en colores vivos, así como el antiguo puente en curva, se suman al estilo y encanto especiales de la ciudad.

La sorpresa italiana de esa noche en el Restaurant My Way fue: jamón toscano y pan con higaditos de pollo.

El jamón toscano es un jamón serrano de sabor fuerte, con un equilibrio perfecto entre graso y magro, que se sirve acompañado del pan toscano sin sal, para exaltar su perfecta sapidez. Completa el plato el pan tostado con higaditos de pollo guisados con vino santo y rehogados en mantequilla y anchoas.

Todo ser humano que visita la Toscana se siente parte de algo más grande que una simple excursión, se siente parte de la historia. Los ducados y las señorías, los grandes pintores y los insignes literatos, las reinas y los mecenas… todo ello hace que cada lugar de la Toscana esté lleno de estímulos históricos.

Hemos recorrido la Toscana varias veces con nuestra gran amiga de Florencia, la sublime Titti, la italiana refinada y elegante por excelencia, que posee un sentido del humor a toda prueba.

Allí la naturaleza, benigna, nos acuna mientras vagamos entre colinas suaves, viñedos delicados y olivares milenarios. Las casas de labranza y los pueblos parecen surgir de la tierra arada con armonía geométrica y nos predisponen a disfrutar de los placeres de la mesa. Ensalada de alcachofas y queso de oveja, sopa ribollita de col rizada y verduras, callos a la florentina con tomate y queso grana, pan tostado con higaditos de pollo… todo ello forma parte de un menú ideal como es el jamón toscano y pan tostado con higaditos de pollo.

Como cada noche, el Costa Pacífica se convirtió en una fiesta gigantesca, con ofertas para todos los gustos.

– “Electro City Vibes”. Música Lounge & Chill Out con el DJ Hugo en el Atrio Welcome.

– “I Have a Dream”. El espectáculo de la Tripulación del Costa Pacífica en el Teatro Stardust.

-“The Winner takes it All..!” Los éxitos más famosos de ABBA, en el Grand Bar Rhapsody.

-“Serata Tropicale”. Fiesta tropical con el Equipo de Animación en el Salone Around the Clock.

-“Ibiza House Party”. Clubbing con el DJ Mirko en el Salone Around the Clock

El Costa Pacífica zarpó hacia Ândalsnes a las 8 p.m. Una vez que atravesamos el fiordo de Trondheimsleia y hacia la 1y30 a.m. transitamos cerca de la isla de Grip. Seguimos la navegación a lo largo de la costa Noruega con ruta sur-suroeste.

Te continuaré contando nuestro hermoso viaje por los fiordos noruegos en mi próxima carta.

Te quiere eternamente,

Félix José Hernández.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s