“Dark Doll”, novela que busca eliminar los prejuicios de la sociedad hacia la juventud, llega a la FUL 2015

 Raquel Castro, ganadora del premio de literatura juvenil Gran Angular 2012, presenta esta novela dirigida a adolescentes pero que puede ser leída por cualquier persona. La amistad, las relaciones familiares, el noviazgo y otros temas que preocupan a los jóvenes son la propuesta literaria de Castro, quién le da un toque fresco a los años difíciles de la adolescencia


Raquel Castro, ganadora del premio de literatura juvenil Gran Angular 2012, presenta esta novela dirigida a adolescentes pero que puede ser leída por cualquier persona. La amistad, las relaciones familiares, el noviazgo y otros temas que preocupan a los jóvenes son la propuesta literaria de Castro, quién le da un toque fresco a los años difíciles de la adolescencia

Pachuca de Soto, Hgo. México., a 29 de julio de 2015

Isabel es una adolescente mexicana con estilo dark, y como todo joven, un poco rebelde pero con un gran corazón y un excelente carácter. Debido al trabajo de su padre ha tenido que cambiar de residencia en varias ocasiones por lo que sus relaciones han sido en gran parte cibernéticas. No tiene muchos amigos, porque como dice ella, no se permite el lujo de andar dejando pedacitos de su vida y corazón en cada escuela que pisa. Sin embargo todo cambia cuando sus padres deciden que viva con sus abuelos durante un año, siendo todo un reto para Isabel esta nueva experiencia.

Para Raquel Castro, ganadora del premio de literatura juvenil Gran Angular 2012, esta novela dirigida a adolescentes primordialmente pero que puede ser leída sin dificultad por cualquier persona, aborda los problemas que quizá son más frecuentes en la adolescencia como sentir la necesidad de pertenecer a un grupo, de ser aceptados, de sentirse queridos, etc.

“Dark Doll es la historia de una chica adolescente que después de viajar mucho, de pronto se ve obligada a quedarse en una sola ciudad durante el tiempo que dura su preparatoria y descubre que toda esa actitud que ella traía ante la vida de no necesito amigos, yo puedo mudarme y no establecer lazos con nadie, no me hace falta, pues era sólo una pantalla que ella misma se ponía para protegerse y tiene que empezar a descubrir cómo se tienden esos lazos, en quien se puede confiar y en quien no, como se le hace para confiar en alguien, que se vale y que no se vale en una amistad, en una relación familiar, en una relación de noviazgo”.

Castro, explica que la novela pretende acompañar a la protagonista, una chica dark que pertenece a la subcultura gótica, lo que le agrega dificultad a su situación de adolescente porque además de todo tiene que enfrentar los prejuicios de la sociedad.

“Durante mi etapa juvenil yo me moví mucho en la escena gótica de la Ciudad de México y mucho de lo que me animó a escribir esta novela fue a partir de las cosas que viví. Ver de primera mano tanto los prejuicios, que me parecían y me siguen pareciendo absurdos, como decir que si se visten de negro es seguro que se drogan o todos lo que se visten de negro son satánicos y matan gatitos, cuando casi todas esas ideas parten de una mentira o de una nota amarillista.

Yo busco a través de esta novela que no se satanice a ningún grupo de chavos porque lo mismo puedes encontrar drogas entre los chicos que usan jeans y playeras que en chicos que se vistan de negro, o con bermudas y gorra, etc. También puedes encontrar solidaridad y demostraciones de lealtad y valor en los scatos o en los que les gusta el rock urbano o entre chavos fresa. La juventud en el mundo entero es bella pero es responsabilidad de los adultos ayudarlos a encontrar su lugar en la sociedad”.

De acuerdo con la autora, hoy en día la juventud vive sumergida en una violencia que no le corresponde, sin embargo, es papel de los adultos y de los escritores el brindarles opciones para que no se acostumbren a vivir en esa violencia, a no ser indiferentes y desde sus posibilidades buscar la manera de cambiar las cosas.

“Yo siento que la situación por la que estamos pasando es delicada pero que lo más importante es que no nos demos por derrotados. Creo que en el momento en que volvemos a la violencia parte de la cotidianidad y nos encojemos de hombro y decimos; “es que aquí nos tocó vivir, es que así es”, ahí es donde estamos perdiendo nosotros la guerra. Yo creo que es bien importante que siga habiendo libros para los chavos y libros donde les demos la opción de que vean en un resquicio que hay otras posibilidades de vida y que no se acostumbren a esta situación.

Si tu sólo vives guerra aunque después haya paz, la única forma que sabes vivir es para un mundo con guerra, necesitas también educarte para la paz, necesitas también saber que existen otras formas de relacionarte con la gente.

Por supuesto es un problema enorme que no se soluciona con un libro, cada uno de nosotros tenemos nuestra trinchera, la mía es esta, puedo escribir puedo compartir con los chavos desde mi punto de vista lo que yo considero que es importante, entre otras cosas, el respeto, la posibilidad de una forma diferente de relacionarnos y creo que eso también contribuye”.

Castro platica que la creación de la novela, bajo el sello de Ediciones B e ilustraciones de Elizabeth Juárez, fue un proceso muy satisfactorio para ella ya que además tuvo participación de inicio a fin en el diseño de la personalidad de la protagonista, su ropa, el peinado, etc.

“Cuando Ediciones B me invito a participar en esta colección de las Dolls, que ya tenía cuatro libros antes, me pusieron como objetivo que fuera una chica adolescente que narre la novela en primera persona y que sea dark, wow fue fantástico. Me dieron manga ancha, me dieron mucho espacio para mi propia creatividad y me salió este personaje que aunque al principio es medio difícil, contestona y le gusta tirarse al drama, tiene un sentido del humor muy marcado, creo que hicieron que despertara la diseñadora que hay en mí y que yo no sabía que existía”.

Finalmente, Raquel Castro asegura que con esta obra literaria ha creado una estrecha relación con los lectores ya que pretendió escribirla desde la visión de los adolescentes.

“Se crea una relación muy padre con los lectores porque yo procuré escribir desde una igualdad. Yo que pasé por alguna de estas cosas, es decir, yo te voy a contar esta historia de una chava que está pasando por situaciones que a lo mejor tú estás pasando y no desde un pulpito de, yo que soy adulta y ya me las se todas te voy a decir cómo vivir tu vida. Yo creo que ese tipo de actitudes ponen una barrera entre los chavos y la lectura porque a nadie nos gusta que nos juzguen sin conocernos, entonces al tener esta otra actitud me pasa mucho que se acercan viendo en mi un interlocutor”.

Dark Doll, una novela de Raquel Castro, será presentada el 30 de agosto a las 16:00 horas en el Pabellón Internacional “Margarita Michelena” de la 28 edición de la Feria Universitaria del Libro FUL 2015, auspiciada por Conaculta y el Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

.

Mayor información en:

Portal de la FUL
http://www.uaeh.edu.mx/FUL/2015

FanPage
https://www.facebook.com/UAEHFUL

-o0o-

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-3578-0345;
5521-4229

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s