LA IGLESIA SAN FELIPE DE ROULE

Iglesia San Felipe de Roule, París.

Iglesia San Felipe de Roule, París.


París, 4 de octubre de 2014.
Querida Ofelia:
Después de haber visitado el bellísimo Museo Jacquemart-André, símbolo del refinamiento y del buen gusto de la gran burguesía francesa, decidimos ir a la cercana Iglesia de San Felipe de Roule.
En estos momentos está cubierta por andamios, ya que restauran su techo y paredes exteriores. Su interior en casi penumbras, sigue siendo tan acogedor como cuando la visitamos hace ya más de veinte años. Tome algunas fotos que podrás ver en mi página de facebook yendo a álbumes.
La aglomeración de Roule existe desde de la época merovingia. Alrededor del 1200 la poderosa corporación de los monederos de París, compró allí una casa para asistir a los obreros leprosos.
En 1217, la población era bastante numerosa para justificar la construcción de una capilla dedicada a los santos Felipe y Santiago, patrones de los monederos.
En el siglo XVI, ya casi no había leprosos y la leprosería se convirtió en una granja, cuyas tierras alcanzaron las 33 hectáreas a comienzos del siglo XVII.

La urbanización de París se acercó a continuación de la calle del Faubourg Saint Honoré. La población de Roule se estimaba en 75 familias con 180 niños. Finalmente la vieja capilla se transformó en una parroquia en 1697, pero el edificio terminó en ruinas, por lo cual fue destruido en 1739.

Hasta 1774 los feligreses tuvieron sólo un establo para celebrar las misas. La construcción de la iglesia actual empezó a partir de los planos de Chalgrin. En 1784 el edificio fue finalmente terminado.
Esta iglesia se caracteriza por el neoclasicismo de mediados del siglo XVIII, el que impuso un retorno a la arquitectura antigua. El plano de basílica fue preferido al plano en cruz de las primeras basílicas cristianas de Roma.

La fachada parece la de un templo antiguo, con un peristilo de columnas dóricas, coronado por un frontón ornado por una figura de la religión obra del escultor François-Joseph Duret.

La nave y sus lados bajos forman un cuadrado perfecto: la nave es dos veces más ancha que los lados bajos. Varias columnas sostienen la bóveda de maderaje, cubierta por una tela decorada de artesones.

El coro antiguamente estaba cerrado por una pared en hemiciclo ornado de estatuas en unas hornacinas. Su aspecto actual viene de mediados del siglo XIX cuando Hipolyte Godd dispuso en 1845 un deambulatorio abierto sobre una capilla dedicada a la Virgen, en el eje del coro.

El altar es moderno al igual que las fuentes bautismales, en razón de la reforma litúrgica del Vaticano II. Esta nueva disposición fue dotada en 1853 de la capilla de los catequistas, construida por Víctor Baltard y la que es perpendicular al cuerpo principal, a la izquierda del coro. Las modificaciones de 1843-1846 fueron dirigidas por el padre Aussoures, párroco de San Felipe de 1842 a 1856.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s