BUENAS Y MALAS COSTUMBRES

Malas palabras. Foto: Carla Prato

El mundo no se detiene, siempre está en continuo movimiento. No se pueden desconocer los avances científicos y tecnológicos, pero así como se ha ganado en muchos campos, se ha perdido en otros.

Las malas palabras y las escenas obscenas son el patrón de la televisión. Manipulan el morbo de las personas, y presentan series con escenas casi triple X, y los protagonistas no se pueden expresar sin usar malas palabras.
Sobre todo, en las series de detectives.

Es una lástima que se hayan perdido las buenas costumbres y que sean muy escasos los programas educativos o de buen gusto.

Pero no son sólo las escenas casi pornográficas y el vocabulario soez, también se ven agresiones, maltratos y malos modales.

¿Cómo se puede corregir a un niño cuando dice malas palabras si eso es lo que oye a diario a través de la pantalla chica?

Los productores de cine y de televisión deberían saber que el buen gusto
no tiene edad.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s