Meditación

Foto: Natalia Alcántara Blanco


Después de un largo peregrinar, me asomé a mi interior
experimenté cuerpo y mente tal y como son,
sin juzgarlos,
atraído por embrujo expectante
seguí siluetas multiformes,
trazos claroscuros de existencias anteriores,
armonía con aquello que no tiene principio ni fin;
en este recorrido insólito,
aprecié bondades, también padecí desolación,
sombra común del inconsciente que guarda lo reprimido con recelo,
vaivenes del existir, huellas latentes aleccionadoras, alegría y llanto;
sumergido en torbellino de ideas y visiones, acampé en el alma,
expulsé las fuerzas inquietantes de mi ser
en el encuentro espiritual;
al relacionarme con la conciencia vislumbré la razón de vivir,
el resplandor que guía y purifica, que da paz y siempre perdona vino a mí.

Rolando Lorié (copyright-2013)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s