El eterno alucinar

photo

Autorretrato-Distorsión. Foto: David Arellano

 
Si por naturaleza veo un mundo externo distorsionado,
un reflejo modificado de eso que llaman realidad…
¿Por qué alarmarme de un eterno alucinar?
Si en medio de deseos, anhelos, razones y sin razones;
percepciones fallidas, tormentos y satisfacciones,
se desarrolla nuestro continuo ser….
¿Por qué no regodearme en un eterno alucinar?
Si hay algo que colma el entendimiento y nutre el alma,
la fantasía socorrida que en su mayor expresión es sobrevivir,
antídoto de la realidad, refugio del peregrinar, santuario de humanidades,
donde no persiste como reliquia, la osamenta caprichosa de lo bueno y lo malo…
¿Por qué no adentrarme en un eterno alucinar?
Si me tomo tal cual soy en el actuar y recibir;
en vuelo de pensamiento ermitaño avizoro imágenes no imitadas,
expansión benevolente de lo místico inmune…
¿Por qué hacer esperar a un eterno alucinar?
Si mis sentidos me invocan a la fuga interior
como sedante existencial…
¿Por qué la lucidez no es un eterno alucinar?

Rolando Lorié (copyright-2013)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.