El día de los regalos

Representación de la llegada de los Tres Reyes Magos, invierno 2012-2013, Biblioteca de Skärholmen, Estocolmo. Foto: Carlos M. Estefanía

Representación de la llegada de los Reyes Magos, invierno 2012-2013, Biblioteca de Skärholmen, Estocolmo. Foto: Carlos M. estefanía

Por Isaac Bigio

En cada país se entregan los regalos navideños en distintas fechas. Unos lo hacen el 24/25 de diciembre y otros, como España, los dan cada 6 de enero celebrando a los tres reyes magos.
Empero, en el país donde resido (Inglaterra) hay una fecha intermedia y especialmente designada a los regalos. Esta es el 26 de diciembre denominada “Boxing Day” (el día de las cajas de regalo).
En el Reino Unido el 25 de diciembre es el único día del año en el cual no funciona ningún transporte público y en el que las calles y grandes negocios están vacíos. Sin embargo, el día siguiente es uno de fervorosa actividad pues cientos de miles inundan las tiendas para adquirir los remates y luego entregar sus regalos.
La sede de la principal iglesia occidental rival a Roma también tiene otras formas de celebrar la navidad de una manera distinta al mundo católico.
Los anglicanos no suelen adornar sus casas con nacimientos ni conmemorar el día de los reyes magos ni tampoco tienen algún feriado dedicado a cualquier santo.
Mientras los católicos veneran al Papa, la Iglesia de Inglaterra es la única que está gobernada por una mujer y una reina, la cual solo suele dar breves discursos en ceremonias políticas oficiales y no tanto religiosas. Elizabeth II fomenta un pluralismo religioso (distinto al modelo homogenizador que inicialmente España y la inquisición quisieron imponer sobre sus territorios) que ha sacado provecho de que en su país hayan fuertes minorías católicas, evangélicas, musulmanas, hinduistas, sijs y judías.
Si bien los templos, ritos y vestimentas sacerdotales de las iglesias católica y anglicana son muy parecidos, hay ciertas diferencias.
Éstas las pude corroborar en la misa oficial navideña del municipio capitalino a la que fui invitado personalmente por el alcalde de Londres Boris Johnson en la catedral de Southwark, la cual fue conducida por un obispo (y no un cardenal, puesto que no existe en el anglicanismo cuya autoridad religiosa central es el arzobispo de Canterbury, un pequeño pueblo lejos del poder central) donde discurseó el burgomaestre.
Las catedrales anglicanas son muy modestas en su decorado interno. Mientras en el catolicismo el Papa y sus templos deben estar por encima de los reyes, en el anglicanismo ocurre lo inverso y en Inglaterra la pompa y el oro se concentran en la monarquía mientras que al clero se le supedita y, además, carece de sus propios monasterios.
En las iglesias anglicanas suelen verse sacerdotisas con sotana y en una anterior edición de dicha misa navideña el coro se ufanaba de ser 100% gay.
Si bien Elizabeth II es la jefa de Estado más teocrática que existe, ella balancea ello haciendo que su monarquía y su iglesia sea una de las más tolerantes y liberales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s