Ecos del Ocaso

PORTADA DE ECOS DEL OCASO

Sevilla, 1 de marzo de 2012.

Querida Ofelia:

Anoche acabé de leer Ecos del Ocaso, es el segundo libro de Orestes A. Pérez que me ha permitido soñar. Lo había puesto en la valija al último momento, antes de partir hacia Andalucía. Comencé a leerlo por la tarde sentado junto a la mujer de mi vida en un banco del Parque María Luisa, justo frente al bello monumento del gran Gustavo Adolfo Bécquer. Lo terminé en mi habitación del elegante Hotel Las Casas de la Judería (situado en el celebérrimo Barrio de Santa Cruz), sentado en un cómodo butacón junto a la ventana que da sobre un Patio Andaluz de paredes azulejadas, repleto de tiestos de jazmines y con una pequeña fuente en su centro. Le fui leyendo los poemas a Marta, la luz e mis ojos, la cual quedó tan emocionada como yo ante tanto amor expresado a lo largo el poemario.

El filólogo, poeta, escritor, ensayista y crítico de arte Jorge Antonio Pérez Pérez, escribió a propósito de este bellísimo poemario lo siguiente:

“Ecos del Ocaso reúne en este cuaderno de versos, una selección de la buena producción poética de Orestes A. Pérez. ¿Por qué este título? Él tiene la ambiciosa pretensión de que la poesía aprisionada en estas páginas lleguen hasta ti por la vía de la lectura recreativa y toque las fibras más íntimas de tu sensibilidad, permitién­dote comprender las noble y bellas ideas que encierra, a la vez que gustar del rejuego de sonoridades de su lenguaje. Además, en ella podrás apreciar el estilo, recursos expresivos, formas métricas y tipos de composiciones con que el autor se expresa.

En esta muestra, está la poesía cubana que ocupa un lugar de privilegio, por ser nuestra y porque es justicia, la lírica cubana, ya desde el siglo XIX, se destaca con caracteres relevantes en el concierto de Hispanoamérica.

Orestes A. Pérez, ha ejercido una notable influencia en las posteriores generaciones del continente, y ha traspasado las fronteras regionales para alcanzar talla universal. El ha sido consagrado, por la crítica y la fama por la más reciente actualidad, novedosa por el modo de ver la realidad, por el lenguaje, por la forma, en fin, poesía de indudable calidad.

En total se ofrece la obra del poeta con una representación mínima de sus poemas. En ellos domina el tema del amor, por considerarlo de particular interés para todos, pero también refleja los grandes temas que han preocupado al hombre a través de todos los tiempos: la vida, la muerte, la naturaleza.

Seguramente leerás en más de una ocasión estas páginas, siempre que sientas la necesidad de belleza, ternura, amor, y también, ¿por qué no?, esperanza. Sus versos, en estos momentos, serán la expresión de tus propios sentimientos y aspiraciones. Una vez que ellos te apresen en sus redes por la profundidad de sus ideas, por la riqueza expresiva de sus imágenes o por lo inusual del lenguaje, muchos de ellos se quedarán para siempre en tu memoria. Acércate, pues a él, con entusiasmo y deja que te conduzca de su mano”.

Ecos del Ocaso consta de sesenta y seis páginas de poemas en los que la pluma del autor nos lleva por el camino de los amores: intensos, profundos, desesperados, profundos, bellos… como son los verdaderos grandes amores. Te reproduzco a continuación tres de ellos.

PARA AMARTE

Para amarte tan solo necesito
las sombras de la noche,
la luz del alborada,
el color del mediodía
o el silencio de la tarde.

Para amarte tan solo preciso el cielo,
el fulgor de las estrellas,
el rumor de las olas,
el simple rugir del viento
o el canto de las aves.

Para amarte simplemente
dejo correr la imaginación
con alas de añoranzas
en otroras primaveras
y frías noches invernales.

Para amarte tan solo necesito:

RECORDARTE

CUANDO ME VAYA

Cuando me vaya, no me iré del todo.

Quedará entre las nieblas mi figura.

Quedará el asiduo recuerdo de mi voz.

Quedará mi palabra entre las brumas

como el eco permanente del adiós.

Será mi nombre a diario recordado.
Lo encontrarás presente en tu abandono,
o entre las sombras de tus sueños.
En la huella imborrable de mis pasos
navegando en las rimas de mis versos.

Quedaré en los retazos de tu hastío
como el perfume de una rosa mustia
en el suspiro que brota de tu alma.
Pernoctaré en la lágrima silente
de todas tus insomnes madrugadas.

Vivirás añorando mi partida.
Me evocarás en cada ocaso triste.
En la nostalgia de cada lobreguez.
Junto al canto amoroso de las aves
y en el simple recuerdo del ayer.

HOY

Hoy quiero hacer el amor contigo.
Hacerlo simplemente para saciar las ansias
soberanas del instinto.

Hoy quiero, en la liturgia pasional de mi vida
subir por la espiral del beso
y reflejar mi rostro en tus pupilas.

Morder los labios de tu lívida boca
con la lujuria pasional de nuestro encuentro.

Arder en la estructura juncal de tu cuello.
Reclinar mi cabeza en el perfecto balance
de tus hombros esbeltos
y desojar la rosa virginal de tus ebúrneos senos.

Hoy quiero cabalgar por tus amplias caderas
bogando por el túnel de tu sexo
y al brindar en la copa del elixir coloquial de tu figura
escanciar la sensación de dicha
de todos mi excesos.

Orestes A. Pérez nació en Marianao, La Habana, Cuba el 9 de noviembre de 1940. Se graduó de Contador en la Escuela Profesional de Comercio y posteriormente ingresó en la Universidad de La Habana, donde por razones políticas fue expulsado. Fue condenado a siete años de prisión por conspirar contra el régimen de os hermanos Casto. Logró alcanzar la Libertad en 1979 al llegar a España. Desde allí escribió en varias publicaciones españolas y europeas. En 1981 llegó a Miami como exiliado político. Estudió en el Miami-Dade Community Collage, donde obtuvo el títu­lo de Bachiller en Letras. Actualmente se dedica a la Docencia en el MDC.

Ha publicado sus producciones literarias en periódicos y revistas en distintas ciudades de América y frecuentemen­te en Miami, EE.UU. Su producción poética ha sido inclui­da en Antologías nacionales e internacionales. Ha recibido numerosos premios, menciones de honor, condecoraciones en certámenes del patio y fuera de los EE.UU.

Ha publicado los siguientes poemarios: Punto de partida (1986), Renacer (1988), Juego de palabras (1992), Burbujas de ensueño (2000), Brevario de amor (2003), Mi voz de cobre (2004) y Sombras del alba (2006). Dos libros de cuentos: Nuevo amanecer (2001) y Veinte cuentos y un poema (2007).

Fundó junto a periodistas, poetas, poetisas y público en general, el Club Cultural de Miami Atenea, hace catorce años, donde se realizan diversas actividades culturales. Creó un Taller Literario, totalmente gratuito, donde contribuye a la cultura y la literatura en general, impartiendo clases, para el desarrollo literario y de la cul­tura hispana de las nuevas generaciones. El taller radica en Miami. Ha convocado a Certámenes Literarios de poesía, cuento, literatura para niños y jóvenes, décima y biografía. Además anualmente ha realizado Encuentros de Escritores con intelectuales que han presentado sus ponencias, cuya cali­dad ha sido extraordinaria.

Te lo enviaré dentro de unos días con una amiga gala que va de vacaciones a San Cristóbal de La Habana. Después de leerlo te ruego que lo hagas circular entre nuestra familia y los amigos, para que conozcan el gran savoir faire literario de Orestes A. Pérez.

Un gran abrazo desde las orillas del Guadalquivir,

Félix José Hernández.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ecos del Ocaso

  1. Pingback: 5 abril 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s