EL JARDÍN DE LOS CEREZOS DE CHÉJOV


 

Madrid, 22 de abril de 2011.

Querida Ofelia,

 

Escena Círculo vuelve a programar en su escenario un texto de Anton Chéjov: la versión de El Jardín de los Cerezos de Rayuela Producciones Teatrales. Aunque la historia transcurre originalmente a finales del siglo XIX, la adaptación del texto y la dramaturgia llevadas a cabo por esta compañía vallisoletana la transforma en una reflexión sobre los efectos de la ruina económica sobre la vida de las personas en cualquier época. Incluida, por supuesto, la nuestra.

Liuba Andreievna, terrateniente recientemente arruinada, vuelve a la casa familiar, a El jardín de los cerezos, el lugar donde vivió desde niña y del que ahora tendrá que desprenderse. A esta pérdida habrán de sobreponerse, de una u otra forma, todos aquellos cuyo destino estuvo alguna vez ligado a ese jardín. Atrás van quedando los recuerdos, los viejos empleos y los afectos. Un mundo de esperanzas y nuevas oportunidades surgirá de la desgracia, de la crisis.

La sociedad que Chéjov describía, casi al final de su vida, en 1903 estaba caracterizada por varias crisis superpuestas: del modelo productivo, de las costumbres, de las rutinas, etc. Arribistas de fortuna fácil sustituían a ricos arruinados, trabajadores perdían su modo de vida. En el final de una época, se luchaba por alumbrar un nuevo siglo.

Hoy, más de un siglo después, también la crisis nos envuelve, no sólo desde el aspecto económico sino también en el emocional. Genera decepción, resignación y falta de confianza, a veces miedo y a veces apatía. Las coincidencias entre ambos tiempos son relevantes y nos invitan, como ciudadanos comprometidos con nuestro tiempo, a revisitarlas y reflexionar con ellas sobre el sentido de nuestro modelo vital.

Para integrar tiempos y experiencias, Rayuela ha construido una propuesta escénica moderna e innovadora, en la que el texto de Chéjov colisiona con el enfoque contemporáneo de la compañía. Esta propuesta se basa en una nueva versión y una nueva dramaturgia, el ajuste de la interpretación y la integración de elementos plásticos y narrativos contemporáneos (video creación y espacio sonoro).

Rayuela plantea una puesta en escena situada en el presente, con un trabajo basado también en una actualización formal de los registros expresivos de la compañía. La humanización del drama “Chejoviano” pasa ineludiblemente por enfrentar con ternura, amor y una sonrisa, las desgracias y avatares de los personajes. No en vano Chejov describe “El Jardín de los Cerezos” como una comedia, en un intento de desdramatizar una situación de crisis, tanto económica como emocional.

El Círculo de Bellas Artes acoge este montaje en el primer ciclo de su nuevo sello teatral, Escena Círculo, dedicado a los clásicos del teatro del siglo XX.

Con gran cariño y simpatía desde nuestra querida España,

Félix José Hernández.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s