“La gema de Cubagua” en el parisino Quartier Latin

El autor sentado junto a la editora francesa Agathe Cothereau; a la izquierda de pie, el periodista

argentino Jorge Forbes.

París, 10 de abril de 2011.

Querida Ofelia,

En la librería Salón del Libro del célebre Quartier Latin, a pocos pasos del Instituto de Estudios Hispánicos de la Universidad de La Sorbonne – París IV donde estudió, se presentó el pasado viernes, el escritor cubano William Navarrete, tras casi dos décadas de vida en La Ciudad Luz y más de una docena de libros publicados, entre ensayos, poesías, antologías y cuentos, tanto en francés como en italiano y, en su lengua materna, el castellano; además de una intensa actividad periodística, como crítico de arte, activista de Derechos Humanos y animador cultural en esta culta ciudad, en donde ha realizado más de sesenta presentaciones de libros, escritores y artistas en general en la Maison de l’Amérique Latine del barrio de Saint-Germain.

Con semejante aval y antes de entrar en el tema de su nueva entrega: la novela La gema de Cubagua (Legua Editorial, Madrid, 2010), que acaba de presentar exitosamente en Miami el pasado 24 de marzo, el autor deseó dedicar esta nueva presentación a su amiga, esa gran dama cubana que fue Doña Regina Maestri, recientemente fallecida en la Ciudad Luz y a quien la unió una larga amistad, en el transcurso de la cual emergieron textos escritos por ella y publicados por Navarrete, tales como en el homenaje a Lezama Lima (en Aldabonazo en Trocadero 162) y la selección de obras de Raúl Maestri (quien fue su esposo). “A Regina Maestri debo – dijo Navarrete – que esta novela no se llame La danza de los millones, título en el que originalmente pensé y que excluí enseguida cuando ella me comentó que existía ya una novela homónima y muy poco conocida publicada en Cuba, en la década de 1920, por un tal Rafael de Cisneros”.

Siempre he sentido una gran satisfacción al constatar los éxitos de los cubano exiliados, prueba de que aunque el régimen de los Castro haya tratado de destruirnos, de borrarnos y de convertirnos en parias, los cubanos hemos sabido renacer como Aves Fénix y triunfar a largo y ancho del mundo y sobre todo en los EE.UU. y Europa. Un buen ejemplo es el de William Navarrete.

Ante un nutrido grupo de lectores, Navarrete contó su interés por las historias de una Cuba oriental (de donde son todos sus antepasados paternos y en donde nació, poco tiempo antes de radicarse muy de niño en la casa materna en La Habana). Habló de historias míticas de herencias (la de la familia González de Rivera y Ávila), de una Cuba dispersa entre la memoria y la fantasía, entre los recuerdos, la Isla por dentro y por fuera, los accidentes históricos, los vaivenes de la política y la curiosa coincidencia de que casi todos los hombres de poder de Cuba), durante el siglo XX, desde Estrada Palma, los Zayas, Céspedes, Batista, etc., hasta los Castro del régimen actual y los Díaz-Balart del exilio, son originarios de la provincia oriental o descendían de antiguas familias orientales. Oriente como tierra de las dos capitales primadas de Cuba (Baracoa y Santiago), de las tres primeras villas fundadas por los españoles (las antes mencionadas y Bayamo), como tierra de origen de las grandes gestas libertarias (La Demajagua, Baire, Yara y, la triste revolución que triunfó en 1959), como tierra también donde nace el Himno Nacional, la primera bandera cubana, las marchas invasoras y desde donde vienen, incluso, ciclones y huracanes, en su lenta trayectoria de Este a Oeste.

Exhibe la portada del libro una hermosa obra del pintor cubano exiliado en Miami Humberto Calzada que es un guiño al atardecer holguinero visto desde el amplio ventanal de la casona de la calle Frexes en donde comienza la historia del personaje principal de su novela el propio Navarrete. Fueron los presentadores de esa noche el periodista argentino Jorge Forbes y la editora francesa Agathe Cothereau (directora de la colección). El periodista argentino Jorge Masetti filmó varias entrevistas ayudado por su cameraman con vistas a la realización de un programa de televisión. Masetti llegó acompañado de su encantadora esposa Ileana de la Guardia.

Parte del público que asistió a la librería Salón del Libro del célebre Quartier Latin.

En el público, brindando su apoyo y amistad, numerosos escritores cubanos como José Triana (autor de la célebre Noche de los asesinos que presentará a partir del 13 de abril próximo en el teatro parisino de L’Opprimé), la novelista y gran poeta Nivaria Tejera (quien acaba de ser homenajeada en el Reina Sofía de Madrid tras la publicación de dos de sus libros en España), el periodista francés Denis Rousseau (autor del ensayo de referencia L’île du Docteur Castro y corresponsal de la AFP en La Habana durante la década de 1990), las escritoras Eyda Machín y Regina Ávila, los poetas Carlos Casanova y Fernando Núñez, los pintores Juan Luis Morales y Hantón González, editores, traductores y gran cantidad de amigos y lectores cubanos y franceses.

Tuve un momento de gran emoción, cuando al poder tener la oportunidad de hablar con esa gran dama que es Doña Regina Ávila, ésta me contó como junto a su hija y otros seres allegados, lanzaron rosas al Sena desde un puente, en honor a su querida madre. No le dije que yo, al no poder ir a llevar flores e inclinarme ante las sepulturas de mis padres, allá en un pequeño cementerio de un pueblito villaclareño, hago lo mismo en cada aniversario de sus nacimientos o de sus partidas hacia la Casa del Señor.

Fue una noche de júbilo y alegría, en que a les dédicaces del libro por parte de su autor, siguió un brindis y, afuera, por si fuera poco, un tiempo casi veraniego, una primavera en flor y la pintoresca plazuela de L’Estrapade, a dos pasos del Panthéon, frente a la única librería de libros en español de todo París, más verde y risueña que nunca.

A las presentaciones de Miami y París le seguirán la de Madrid, la de México y la de Las Palmas de Gran Canaria. Y aunque agotada esa noche en la librería Salón del Libro de la rue des Fossés Saint-Jacques, la novela de Navarrete se halla disponible en la FNAC y en La Casa del Libro, así como en el portal internacional de Amazon.com

Enlace

FNAC: http://libros.fnac.es/a424833/William-Navarrete-La-gema-de-Cubagua

Te envío un gran abrazo desde esta Ciudad Luz, hoy bajo un sol brillante y en cuyos numerosos parques y jardines la primavera estalla en todo sus esplendor,

Félix José Hernández.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “La gema de Cubagua” en el parisino Quartier Latin

  1. Alberto Lauro dijo:

    Espero que como en Miami y Paris sea un exito la proxima de Madrid. Felicidades. Lauro

  2. renansuarez dijo:

    Me he leido esta novela y me ha encantado. Es muy divertida y tiene mucha luz. Gracias al autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s