Homenaje al gran Luchino Visconti en Madrid

 

Cartel francés del filme Il Gattopardo.

París, 5 de diciembre de 2010.

Mi recordada Ofelia,

Es difícil encontrar un director de cine como Luchino Visconti. Es difícil porque el italiano dejó tras de sí una gran lección sobre cómo aprovechar un amplio conocimiento de todas las artes para plasmarlo en la producción cinematográfica. El Círculo de Bellas Artes de Madrid ha decidido homenajear al cineasta por su innegable talento y por el culto a la contradicción que le caracterizaba y que le dotó de un estilo absolutamente personal. El Cine Estudio apuesta por recuperar las obras más originales de su filmografía. Las que cualquier cinéfilo debe reconocer como fundamentales cuando no maestras.

Luchino Visconti nace en 1906, en el seno de una de las familias aristocráticas más ilustres de Italia. Tras recibir una formación marxista y quedar marcado por la influencia del pensamiento de Antonio Gramsci, decide convertir en profesión su pasión por el séptimo arte. Así, se traslada a París en 1935 para ponerse a disposición del popular cineasta Jean Renoir, con quien trabajaría en dos películas, La Scampagnata, como director de vestuario y asistente, y Tosca, como guionista y asistente de dirección. Sus propias producciones empiezan a ver la luz en 1942, siendo la primera Obsesión.

Las películas de Visconti se caracterizan por una asombrosa peculiaridad: su concepción social de la realidad -que muestra la decadencia de la nobleza, la dureza del nazismo, la pobreza y la miseria, la oposición norte-sur, la opresión- confrontada con la grandeza artística de los movimientos de cámara donde aparece toda su cultura visual, su buen gusto pictórico y sus preferencias estéticas.

La primera de las obras, en orden cronológico, que proyectará el Cine Estudio es Bellsisima, una película que, desde una postura neorrealista, muestra una visión gramsciana del pueblo. En segundo lugar, se exhibirá Senso, una obra maestra indiscutible en la que se realiza una relectura del Risorgimento exenta de hipocresías y un homenaje al mundo verdiano. Verdi y la música en general son, junto con el cine, la pasión del director, por lo que es frecuente encontrar en su filmografía referencias al mundo operístico.

Con la tercera película, Rocco y sus hermanos, se cierra el período más fértil de la creatividad de Visconti. En este melodrama -género que el autor considera una de las formas más depuradas de la creación artística-, se narra la disgregación de una familia campesina al llegar a la ciudad, apoyándose en unos personajes trágicos, y dejando a un lado el neorrealismo para adentrarse en el realismo crítico. El gatopardo, basada en la novela de Giuseppe de Lampedusa, acerca al espectador la reflexión social, personal y política de un príncipe en la Sicilia convulsa de los cambios y los grandes contrastes.

La caída de los dioses pretende desenmascarar al nazismo, a sus seguidores, su ideología y la debilidad de la democracia liberal, desde un prisma verdiano.

Con una repentina preocupación por la soledad de su generación, Visconti sorprende con Muerte en Venecia, un estudio de la mirada de un artista adulto, admirado por la belleza y preocupado por la relación entre arte y ética. El inocente, su última producción, es una historia sobre amores perdidos en forma de melodrama, que pone fin a una brillante y prolífica carrera cinematográfica.

Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Ciclo Luchino Visconti:

Bellissima (Italia, 1951)

Senso ( Italia, 1954)

Rocco y sus hermanos (Rocco e i suoi fratelli, Italia- Francia, 1960)

El Gatopardo (Il gattopardo, Italia -Francia, 1963)

La caída de los dioses (La caduta degli dei, Italia -R.F.A., 1969)

Muerte en Venecia (Morte a Venezia, Italia -Francia, 1971)

El Inocente (L’innocente, Italia,1976)

Vi todas esas bellas películas en los cines de San Cristóbal de La Habana y ahora los poseo en dvd. Se trata de Gran Cine (con mayúsculas) , a años luz de la mediocridad imperante en gran parte del cine actual.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s