Desde México: “ARTE Y CIENCIA CRISTALINA”, ACERCAMIENTO AL SOPLADO DE VIDRIO CIENTÍFICO, EN EL LIBROFEST METROPOLITANO 2018

z560

Obra de Rodolfo Soria Navarrete.

Boletín de prensa

** El taller en el IMP fue considerado América Latina en los ochenta. Los brasileños se capacitaron aquí y ahora son los mejores

Ciudad de México, a 19 de Mayo de 2018

La exposición “Arte y ciencia cristalina” que ya se exhibe dentro del marco del Librofest Metropolitano 2018 en la UAM Azcapotzalco tiene el propósito de llamar la atención de los estudiantes, público en general, pero, sobre todo de las universidades sobre la técnica del soplado de vidrio científico, una actividad en la cual existen escasos exponentes capacitados pero muy necesaria en el ramo de la investigación y desarrollo científico.

Desde el 15 de mayo y hasta el 9 de junio estará en las vitrinas del edificio “L” de la UAM Azcapotzalco la obra de Rodolfo Soria Navarrete, quien fue capacitado en 1975 a través de un programa de la ONU en el Instituto Mexicano del Petróleo, porque desde ese momento eran necesarios los sopladores de vidrio científicos en el campo de la investigación y no existían.

“Fuimos capacitados alrededor de 15 técnicos en el IMP. Nos dieron curso de dos años, tiempo completo. Y desde ese entonces no se ha capacitado a ese nivel”, explica Soria Navarrete.

“Cuando se dice soplado de vidrio de inmediato la gente se remite a la artesanía, pero el científico es especializado. Y hace falta mano de obra especializada. Los investigadores batallan mucho para generar sus investigaciones. Nos ocupamos con los científicos en áreas como la microbiología, química orgánica e inorgánica, química ambiental, física, todas las ciencias biológicas en general. También la industria alimenticia, la industria textil y otras”.

El artista destaca cómo se necesitan expertos para todos los laboratorios de investigación y también para la industria. “Hay material de línea, pero muchos de los investigadores requieren equipo especial que no existe en el mercado. Nos dan el croquis de lo que requieren y nosotros les hacemos lo que desean, además de que nosotros también les damos posibilidades de ajustes a sus diseños”.

Para Soria Navarrete su actividad es una ingeniería, pero al momento hace falta una escuela especializada, hay talleres en la UAM, el IPN y la UNAM, sin embargo, no existen certificaciones, a la vez de profesores especializados.

Sólo existe certificación de soplado de vidrio artesanal, pero no científico. El año pasado intentamos realizar una escuela-taller, empero como a gran parte de la sociedad, los sismos de septiembre nos obligaron a dejar el proyecto para más tarde, destacó Soria Navarrete.

El taller en el IMP está cerrado, por falta de seguimiento, porque en los ochenta fue considerado como el mejor de América Latina. Los brasileños se capacitaron aquí y ahora son los mejores. Y ahora también están muy bien en Argentina y Perú.

“Me gustaría que las Universidades volteen a ver las necesidades de los investigadores en este rubro. Hace falta mano de obra calificada a la vez que herramientas, porque son caras. Y ese equipo no se consigue aquí, sino en los Estados Unidos y sobre todo en Alemania, que son los más adelantados porque lo utilizan en sus investigaciones”, expresó Rodolfo Soria Navarrete.

La exposición “Arte y ciencia cristalina” se exhibe en el edificio “L” de la UAM Azcapotzalco y estará a la vista de todos hasta el 15 de junio como parte de las actividades de la Quinta Edición de la Feria del Libro y Festival Cultural Librofest Metropolitano 2018 que se realiza en la UAM Azcapotzalco.

En esta ocasión para llamar la atención realizó una representación en vidrio de la forma como la ciencia ve distintos virus como los flavivirus de la fiebre amarilla, el dengue y la hepatitis “C”; el rabdovirus de la rabia; el togavirus de la rubiola, vericela y la encefalitis equina; el del herpes facial y genital y varios otros.

—————————————————————————–

Librofest Metropolitano

Es la Feria de Libro y Festival Cultural al norte de la Ciudad de México, que reúne a la Universidad Autónoma Metropolitana con la Embajada de Bolivia en México, la Secretaría de Cultura federal, el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el Estado de Puebla, la Delegación Azcapotzalco, además de los Municipios de Naucalpan y Tlalnepantla, para promover la ciencia, el arte y la cultura.

BOLETÍN PARA SU LIBRE REPRODUCCIÓN

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-49097270
5521-4229

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

MENSAJE A LOS ARTISTAS Y ESPECTADORES DEL TEATRO CUBANO DEL EXILIO

Querido teatrista y espectador:

Recientemente hemos experimentado dos hechos importantes que han resaltado la actividad teatral. En primer lugar, la celebración del Día Mundial del Teatro; y, en segundo lugar, los debates que circulan en las redes sociales, a raíz del proyecto Macrodirectores, en torno/versus al teatro que realizan los exiliados cubanos en Miami.

En medio de esta polémica que, en cierta forma, estremeció a los teatristas cubanos del exilio –y recordando que en el día del teatro universal nos unimos en un gran saludo–, se impone la necesidad de reflexionar y articular esfuerzos para celebrar este 30 de mayo, por sexto año consecutivo, el DÍA DE LA DRAMATURGIA Y DEL TEATRO DEL EXILIO CUBANO, una fecha ideada por Eddy Díaz Souza (Artefactus) y Pedro Monge Rafuls (OLLANTAY Center for the Arts), pero que pertenece a todos los que disfrutamos y contribuimos al teatro cubano del exilio.

La fecha seleccionada para celebrar el Dia de la Dramaturgia y del Teatro del Exilio Cubano, el 30 de mayo, fue seleccionada, porque marca el aniversario de la muerte del Prof. José A. Escarpanter, el primer crítico e investigador de la dramaturgia cubana que se escribe fuera de la Isla.

El propósito fundamental de esta celebración es contextualizar espacios de promoción y reivindicación de la dramaturgia y los artistas (dramaturgos, directores, actores, diseñadores, etc.), a través de la interacción entre creadores y ciudadanos. De ahí que pensemos en la importancia de celebrar de forma pública, participativa y plural, si es posible, en una obra o un evento, que celebre este día especia, pero también de forma personal, tal como se hace por ejemplo con el Día Internacional del Teatro, cuando los teatristas se celebran entre sí, o la audiencia celebra a los teatristas.

Te invitamos a llamar, o a escribir notas de felicitación, el miércoles 30 de mayo, a los artistas que contribuyen al teatro cubano del exilio, bien sea porque son actores, diseñadores, luminotécnicos, dramaturgos, directores, etc. Felicítalos por su labor, apoyando esta difícil, pero bella labor que realizan. También, te invitamos a felicitar a todos los amantes del teatro cubano del exilio.

Unámonos para celebrar la sexta aclamación del DÍA DE LA DRAMATURGIA Y EL TEATRO CUBANO DEL EXILIO.

Atentamente,

Eddy Díaz Souza, Artefactus, Miami

Pedro R. Monge Rafuls, OLLANTAY Center for the Arts, New York

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desde México sobre: “Un grito contra nadie”

INVITACIÓN A LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO

“UN GRITO CONTRA NADIE”

APROXIMACIÓN A LA OBRA DE ALEJANDRO AVILÉS



Ciudad de México, a 15 de Mayo de 2018


Señor(a): Director(a):
Jefe(a) de Información:
Columnista:
Reportero(a):

Fred Álvarez y Leopoldo González, coordinadores del libro “Un grito contra nadie. Aproximaciones a la obra de Alejandro Avilés”, le invitamos a la presentación del volumen editado por el Instituto Sinaloense de Cultura (2016) y la Tertulia poética musical en recuerdo del profe Alejandro Avilés Inzunza (La Brecha, Sinaloa 1915 – Morelia, Michoacan, 2005).

En el la obra hay textos de Joaquín Antonio Peñalosa, Francisco Prieto, Dolores Castro, Miguel Ángel Granados Chapa, Hugo Gutiérrez Vega, Francisco Gómez Maza,  y otros. Además, las entrevistas que Avilés Insunza hizo en la sección “Poetas Mayores” de El Universal al grupo de los ocho: Roberto Cabral del Hoyo, Efrén Hernández, Rosario Castellanos, Javier Peñalosa, Honorato Ignacio Magaloni, Octavio Novaro y Dolores Castro;  así como a Octavio Paz, Luis Cernuda, José Gorostiza, Jaime Sabines y otros.

Participarán con nosotros Dolores Castro, su hija Rosario Avilés y  amigos y alumnos como Roberto Fuentes Vivar y  Gonzalo Taissier, entre otros… Además de la actuacíón musical de María Eva Avilés, quien ha musicalizado la poesía de su padre.

Habrá comentarios, anécdotas, lecturas de poema y mezcal, cortesía del maestro Juan Coronel, de Nochixtlán, Oaxaca.

Los esperamos a las 19:00 horas del jueves 17 de mayo de 2018 en la Casa del Poeta Ramón López Velarde, ubicada en Alvaro Obregón No. 73, Colonia Roma de la Ciudad de México.

LIGA AL PLANO DE UBICACIÓN

Esperamos que este evento sea de su interés periodístico y le agradeceremos de antemano su presencia y la de un reportero gráfico o camarógrafo de su distinguido medio de comunicación.

COMPARTIMOS UNO DE LOS TEXTOS DEL LIBRO:

Compartimos para todos uno de los textos de la obra colectiva…

Alejandro Avilés

Por Francisco Prieto

La noche de 1968 en que conocí a Dolores Castro y a Javier Peñalosa, a Roberto Cabral del Hoyo, a Octavio Novaro y a Raúl Navarrete, volví a ver, después de uno o dos años, a Alejandro Avilés. Junto con Rosario Castellanos, cuando aún residía en México, animaban una tertulia cuyo objeto era el propio de las tertulias: conversar en libertad, pero con la peculiaridad de que terminaban, noche a noche, con la lectura de poemas.

Me invitaron un poeta joven y su esposa, contemporáneos de Navarrete, José Odilón Cárdenas y Carmen Cortés. Cárdenas había sido alumno de Peñalosa y de Avilés en el seminario de los Misioneros del Espíritu Santo y en las clases del primero se percató de lo que desde antes intuyera: que él no tenía eso que solemos llamar vocación. Oriundo de Tequila, la soledad en el entonces Distrito Federal y el amor por la poesía, lo hicieron buscar refugio en el hogar de los Peñalosa. También Navarrete era de Jalisco, de Arandas, en su caso un protegido de Juan Rulfo y de Juan José Arreola, que también buscó el calor del matrimonio Peñalosa. Avilés, Castro y Peñalosa, Cabral del Hoyo, Rosario Castellanos, Novaro eran, junto con Efrén Hernández, a quien todos admiraban y por el que todos sentían devoción, aparte de Honorato Magaloni, que como Hernández ya había fallecido, los 8 poetas legendarios de las revistas Acento y América, desaparecidas hacía ya muchos años. De modo que Cárdenas y su mujer, mi esposa Alicia Molina y Raúl Navarrete, todos nacidos en la primera mitad de los años cuarenta, éramos en aquel 1968 los jóvenes —entre todos los otros— que bien hubieran podido ser nuestros padres.

Durante muchos años, hasta la muerte siempre anunciada y nunca presentida del vitalísimo Peñalosa, asistíamos las noches de los sábados a aquellas tertulias que se iniciaban a las ocho de la noche y terminaban pasada la medianoche. Aquellas reuniones valieron más que una cátedra de literatura y fueron tan intensas que al despedirnos nos íbamos Alicia y yo junto con José y Carmen al Vips más cercano a rememorar y rumiar la conversación, y los poemas que aquella noche nos habían sido recordados o revelados. Se fue cociendo una amistad que llegó a ser una fraternidad, una comunión semanal animada desde la diversidad. Un dato para llamar la atención: de entre todos ellos, Peñalosa y Avilés, como Raúl Navarrete, eran autodidactos. Me daría cuenta con el paso del tiempo, sobre todo hoy que abundan los universitarios y doctores incultos, que la construcción de la cultura va ligada a la pasión por la vida, por la verdad y al deslumbramiento por la belleza, cosas que los caracterizaban a todos ellos.

El caso es que en esas reuniones volví a encontrarme con Alejandro Avilés, de quien no sabía que era audodidacta —nunca lo hubiera sospechado—, aparte de que todos lo conocían como el «profe» y era, a la sazón, el director de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Católico de pura cepa conciliar, acusado sin razón de comunista por los borregos de la Santa Alianza, a saber los yunques, muros, tecos y otras denominaciones, daba un testimonio de amor a la diversidad, o sea, de humanidad pura y simple rodeado de los agnósticos Cárdenas y Cortés, Navarrete, Novaro, Cabral del Hoyo, aparte de demócrata cristiano, miembro del Partido Acción Nacional, animador de la revista católica Señal+, y de un Peñalosa, ¡qué bella amistad la suya!, que votaba por las huestes de Lombardo Toledano.

En aquel tiempo, y bien buenos tiempos que eran —Joyce dixit de los suyos—, estaba presente siempre en las reuniones el diario Excelsior, no solo porque Avilés y Peñalosa eran colaboradores puntuales de las páginas de artículos de fondo, como yo mismo del Diorama, el suplemento cultural que dirigía Hero Rodríguez Toro, sino porque para todos era un motivo para creer que este país tenía salvación: por fin la prensa mexicana recuperaba su dignidad de antaño y los periodistas dejaban de ser vasallos de los políticos.

Gracias a Alejandro Avilés me hice una cultura poética, yo que había sido básicamente un lector de novelas y que leía y releía solo a un puñado de poetas, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Charles Baudelaire, Jacques Prévert, Octavio Paz… En aquellas reuniones hubo noches dedicadas al siglo de oro español, a sor Juana, a José Gorostiza una y otra vez, a Carlos Pellicer, Pablo Neruda, César Vallejo y, desde luego, a todos ellos.

El amor de Avilés por tantos poetas, el conocimiento y la memorización desde el corazón de los poemas de Lolita y de Peñalosa, de Rosario y de la venezolana Ida Gramko, por la que tenía una particular inclinación que provocaba los celos de Evita, su esposa, y los chascarrillos de Peñalosa que llamaba a Avilés el «rey del humorismo blanco», tanta generosidad, me fue revelando a un hombre de quien tenía una imagen muy distinta. En efecto:

Conocí a Alejandro Avilés cuando era yo un alumno de la carrera de Ciencias y Técnicas de Información, en la Universidad Iberoamericana, y trabajaba, durante las mañanas en la revista Señal+. No recuerdo quién me lo presentó, pero él iba con mucha frecuencia a visitar a sus amigos, todos discípulos de Carlos Septién García, el director Chávez González, el gerente Horacio Guajardo, Domingo Álvarez Escobar, Ernesto Ortiz Paniagua; a veces coincidía con Miguel Ángel Granados Chapa, simpatizante de la democracia cristiana que frecuentaba a Guajardo y que con los años acompañaría a éste en la fundación del Partido Socialista Unificado de México, y con Ramón Zorrilla, entonces articulista de fondo de Excelsior, católico de inclinación priísta, a diferencia de todos los demás; también, si mi memoria no falla con José Ángel Conchello, que firmaba en la revista con el seudónimo de Nicolás de Oresmes.

Se armaban unas tertulias, de trasfondo político, llenas de ingenio y de interés. En aquel año de 1965, Ramón Zorrilla publicó en la revista una entre- vista con Avilés en la que quedaban expuestas las expectativas e ilu- siones de los católicos de aquellos años: la apertura a los socialismos, la confianza en que el aggiornamento de la iglesia católica abríría la puerta para el diálogo con las diferentes iglesias cristianas, la refor- ma litúrgica en vías de un mayor acercamiento con la comunidad, la convicción que un proceso hacia la democratización de México no podía esperar más.

Mis lecturas en aquellos años ya lejanos de Jacques Maritain, especialmente «Humanismo integral», que fue el libro referencial por excelencia de los democristianos de la América Latina como Frei en Chile y Caldera en Venezuela, y de Emmanuel Mounier y su «Manifiesto al servicio del personalismo» ayudaron a que estableciera un vínculo entre el profesor Avilés y yo. Hubo, sin embargo, un ligero distanciamiento a raíz de que yo publiqué en la revista una entrevista con José Luis Cuevas, dentro de una serie que el director de la revista intituló «Para comprender el arte moderno», en la que el artista se declara católico. Avilés, celoso de la ortodoxia, consideró que la declaración de Cuevas no obedecía a la verdad y que al transcribir sin más la declaración yo había cometido una ligereza. Aquello, lo confieso, me molestó: ¿quién era Avilés para juzgar quién podía llamarse católico y quién no cuando eso era algo que ni siquiera podría admitirse en el mismísimo Papa?

Sin embargo, nuestras conversaciones continuaron a tal punto que pocos años más tarde el mismísimo Avilés me entrevistara para la revista y eso a pesar de que en una de las reuniones en casa de los Peñalosa me habían insistido en que leyera algo mío. Yo me había resistido porque no soy poeta y solo intentaba concluir una novela, la que sería mi primera novela, «Caracoles». Finalmente, accedí y leí un fragmento. Veinticuatro horas más tarde, Avilés me telefoneó para reprocharme: «nunca pensé que escribiera usted como José Agustín». No recuerdo qué le respondí, pero debo de haber sido muy diplomático porque lo que sí recuerdo era que quería conservar su amistad y por lo mismo su consejo. En rigor, yo nada he tenido que ver con la novelística de Agustín, pero supongo que el lenguaje fuerte, la herencia de Joyce —como me dijo una vez Huberto Batis, hay una sonoridad poética en el modo en que dices las cosas que uno también experimenta pero oculta, con ese verismo, esa crudeza…— habían hecho que el siempre atento a la actualidad pero no lector de novelas, como no tuvieran éstas un trasfondo social y político, o sea, el profesor Avilés me situara en eso que en aquellos años se llamó literatura de la onda. Lo notable es que, a pesar de la llamada de atención y de la decepción que le provocara yo como autor de ficción, poco después me hizo una entrevista para Señal+. Fue una entrevista sobre el nervio de mi generación, la que Krauze llamó del 68 donde, por cierto, hablamos mucho de música pues él eran tan melómano como yo. Por él descubrí, por otra parte, a Marshall McLuhan y él fue uno de los pocos que se percató que todos esos teóricos de la información empiristas pasarían y que, sin embargo, la obra de McLuhan, un hombre culto versado en letras y explorador del pensamiento de Ortega y Gasset, perduraría. El caso es que a pesar de la militancia católica ortodoxa de Avilés pude siempre dialogar con él que era un confrontador, un hombre nada complaciente pero siempre cordial.

Mis conversaciones con él, sinaloense, como las que sostenía con Ramón Zorrilla, tamaulipeco de Ciudad Victoria, ambos a un mismo tiempo cordiales pero francos, sin recámaras ni entresijos barrocos, fueron la semilla que despertaron mi curiosidad por los hombres y mujeres del norte del país y, hasta la fecha, yo, tan poco sociable y un tanto seco y disimuladamente arisco, no me puedo negar a cualquier invitación que me llegue para dar una conferencia o participar en un coloquio en las regiones norteñas. Me atrae el desierto tanto como aborrezco el ambiente de los trópicos.

En aquellas reuniones en que cuajó mi amor por la poesía y que me volvieron un lector de poesía, aparte de la admiración y el deslumbramiento por la obra de Dolores Castro, uno de nuestros mayores poetas, poco a poco me fue calando la poesía de Alejandro Avilés. Avilés, para sorpresa de quienes han conocido al docente, al periodista, al político y al pensador, no es un poeta social, religioso, metafísico sino uno lírico, rebosante de musicalidad, de amor por la luz, explorador de la belleza per se que se anuncia en todo objeto de la creación, un cantor hondo y agradecido de la alegría, la alegría, esa vía que para Cioran hace sospechar, aun al incrédulo y escéptico, que, acaso, ese aciago demiurgo es un Dios creador y providente. Avilés es el poeta que nos revela como ninguno otro una alegría sin límites, sin asideras, esa que sucede a la plegaria que brota desde la raíz del ser. Me doy cuenta que he sido un lector constante y pe- riódico de Alejandro, especialmente de su poema «Los claros días» (Jus.1975). Lo he sido hace más de cuarenta años. Avilés es un poeta muy moderno pues una de las vertientes de cierta escritura de este naciente siglo XXI es la experiencia poética de la belleza por sí misma como una manera de exorcizar, pienso, la radical fealdad de una humanidad pervertida. El hombre se mete en sí mismo, donde habita la verdad —Agustín dixit— para darse cuenta de que todo es dentro. Evoco los primeros versos de ese libro maravilloso:

En el delgado tálamo del día
pulsan las aves su nocturno vuelo.
En pluma o flauta dice
la soledad del hombre su secreto.
Y solo puede balbucir el labio
lo que en su lengua modulara el viento.

A lo largo de mi vida he citado, machaconamente, a André Gide con aquello de que con buenos sentimientos no puede hacerse buena literatura. La poesía de Alejandro Avilés, tan acorde con su espíritu fraterno, me hace, una y otra vez, dudar de esa sentencia.

     —–ooo0ooo—–

PARA CONTACTO DE ENTREVISTAS, LLAMAR O ESCRIBIR A:

                    Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
55-49097270;
01 (55) 5521-4229

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Más de 100 autores disponibles en el portal Escritores en la BNE: Incluye sus semblanzas y enlaces a sus obras digitalizadas

Bildresultat för carmen de Burgos (1867-1932)

Carmen de Burgos (1867-1932)

-8 de mayo de 2018- El portal Escritores en la BNE ha incorporado 22 nuevos autores, con lo que suma ya 101 semblanzas disponibles. Este espacio web de la Biblioteca Nacional de España es un punto de acceso a su obra digitalizada, en el que además se incluyen artículos con información biográfica y bibliográfica.

Las nuevas entradas son sobre José Francos Rodríguez (1862-1931), José Ibáñez Marín (1862-1909), Mariano Gaspar Remiro (1865-1925), José Canalejas (1854-1912), Julio Altadill (1858-1935), Ángel Pulido (1852-1932), Juan Vázquez de Mella y Fanjul (1861-1928), Salvador Rueda (1857-1933), Alejandro Pérez Lugín (1870-1926), Manuel Ossorio y Bernard (1839- 1904),  José Gómez de Arteche (1821-1906), Felipe Trigo (1864-1916), Manuel Gómez Imaz (1844-1922), Enrique Gaspar y Rimbau (1842-1902), Julia de Asensi (1849-1921), Julio Puyol y Alonso (1865-1937), Carolina Coronado (1820–1911), Matilde García del Real (1856-1932), Luis de Tapia (1871-1937), Ricardo Burguete (1871–1937), Antoni Rubió i Lluch (1856-1937) y Rafael M. de Labra (1841-1918).

Entre ellos encontramos autores literarios pero también figuras relevantes en ámbitos como la historia, la sociología, la medicina, la sociología, la enseñanza o la política.

El portal Escritores en la BNE surgió en línea con la actividad de identificación y digitalización de autores cuya obra pasa cada año a dominio público, iniciada por la BNE en 2014. Entre los autores seleccionados para digitalizar cada año se encontraban figuras culturales consagradas, pero también aparecían muchos nombres menos habituales y reconocidos. Con la idea de recuperar su aportación, situándola en su contexto histórico y cultural, se inauguró este espacio en 2017 con 42 semblanzas, elaboradas por el Servicio de Información Bibliográfica, dedicadas a autores fallecidos en 1936, como Federico García Lorca, Ramón del Valle-Inclán, Ramiro de Maeztu, Pedro Muñoz Seca o Miguel de Unamuno.

Posteriormente se han seguido añadiendo nuevas entradas de autores fallecidos en los años 30 y anteriores (comienzos del siglo XX) y con estas nuevas incorporaciones ya son 101 los escritores estudiados e incorporados.

Además, se han creado distintas categorías temáticas para agrupar a los autores y permitir una  mejor localización por áreas de interés: http://escritores.bne.es/web/tematicas/

 

Para más información consulte:

Escritores en la BNE

Autores en dominio público

 

www.bne.es/es/AreaPrensa/

@BNE_biblioteca                                     Facebook BNE

 

Gabinete de Prensa de la Biblioteca Nacional de España (BNE)                            Telf.: 91 5168006 o 17 o 23 /  Móvil: 650398867

gabinete.prensa@bne.es / comunicacion.bne@bne.es

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

A LA MEMORIA DE UN GRAN PROFESIONAL BILBAÍNO Y ESPAÑOL: JOSE MARIA IÑIGO

Licho Licheiro, Lariko Larikeiro, Galín Galineiro, Noga Nogarova “Trobeiros, Jaruleiros, Flamencos y Combatientes por la libertad, trabajo, critica y justicia justos, por la mejor deontología profesional, la honradez y el mejor desarrollo deontológico democrático, por el bien, la buena alegría, música y belleza, por la verdad…”, a partir de Cervantes, Unamuno y Jugo, Tolstoi, Chejov y Camba:

“Al luchar, de forma deontológica, honrada, humilde, legal, rigurosa y creativa, por mi casa, aldea, medio…, lucho por la vida y el mundo; y al luchar, de la misma manera, por la vida y el mundo, lucho por mi casa, aldea, medio… Y, si cuadra/se cadra, si se puede, sin olvidarse de la buena poesía, música, alegría e ironía, del buen arte, humor, cante, baile…”

Como todos lo sábados, me levanto y pongo la radio, “No es un día cualquiera”, programa de Radio 1-Radio Nacional de España (radio pública española), que dirige la catalana-española, la periodista y profesora universitaria Pepa Fernández.

Escucho a Pepa Fernández y, primero, como la semana anterior, al hablar de que José María Iñigo, gran colaborador y animador de esta programa, no estaba, creí que era porque estaba de vacaciones o porque no pudo ir al programa.

Sin embargo, al poco tiempo, al darme cuenta de que, este sábado (05-05-18), había muerto José María Iñigo, fue un golpe muy duro, pues, este gran profesional mediático (prensa, radio, televisión, autor de libros, editor y/o productor de discos, etc.), este gran bilbaíno y español de casi 76 años (nació en Bilbao-País Vasco/España, el 4 de junio de 1942 y murió el 5 de mayo 2018), gracias, especialmente, a la televisión, ha formado parte de nuestras vidas, de la vida de millones y millones de españoles y que lo apreciábamos mucho. Lamento mucho su muerte y lo echaremos mucho en falta en “No es un día cualquiera”, en la radio, televisión, etc.

Fue “uno de los nuestros”, como dijo muy bien Pepa Fernández en “No es un día cualquiera” (sábado 05-05-18).

Para mí, fue un gran, excelente profesional mediático, muy querido por su forma de ser, por su deontología profesional. Lo recuerdo, especialmente, por la música, en lo que, a finales de los años 50 y en los 60, en España, fue un gran pionero, en forma y fondo, como en el caso de la puesta en marcha de los “40 Principales” o como el programa televisivo, rompedor, disruptivo (como se dice ahora, al igual que lo del “relato”, “empoderamiento”, antes lo de “lúdico”, etc. En el campo de las palabras también hay modas), “Último grito” de la cadena UHF-La 2 de la televisión publica española TVE (dirigido por el donostiarra Iván Zulueta, que tenía 24 años) y de la revista musical “Mundo joven”, que el que suscribe (Miguel Cancio) seguía.

José Ramón Pardo, el experto musical de “No es un día cualquiera”, su querido amigo y compañero en lanzamientos musicales de varios discos, etc., le hizo un bonito y emotivo homenaje poniendo, en dicho programa dirigido por Pepa Fernández, canciones cantadas en inglés por José María Iñigo (lo que se puede escuchar en las grabaciones del programa “No es un día cualquiera” en Internet). En eso, Iñigo, también, fue un pionero, pues, muy joven se fue a Londres y hablaba inglés cuando muy pocos jóvenes españoles lo hablaban.

Sin embargo, por lo que, el que suscribe, apreciaba muchísimo a Iñigo, es, en nuestra querida gran nación española (570 millones de personas hablan español en el mundo y cada año aprenden español 20 millones de personas. Y podrían ser muchas más si se hiciesen mucho mejor las cosas, junto a las queridas naciones hermanas hispano-iberoamericanas, en el campo del aprendizaje de las lenguas, en el campo educativo, universitario, profesional, empresarial, musical, artístico, cultural, deportivo, mediático, etc., con todo tipo de intercambios, misiones, programas, buenas, necesarias y bien medidas, iniciativas, para defender, aplicar y promover la Hispanofonía), en la España plural, diversa, abierta, integradora, solidaria y competitiva al mejor nivel; lo apreciaba mucho (a Iñigo) por esa forma bilbaína-vasca, tan franca, tan suya de ser (el que suscribe ha vivido en el País Vasco, una comunidad autónoma española muy querida para mí), como lo veíamos, imaginábamos, escuchábamos, sentíamos y queríamos, y lo pasábamos muy bien en las secciones, con sus salidas, “cabreos”, “prontos”, etc., siempre con gracia, garra, personalidad, en los diálogos que hacía Iñigo con Pepa Fernández, directora de “No es un día cualquiera”, gran, importante programa de Radio 1-RNE, que lleva 18 años en antena, que no debe dormirse en los laureles y que, siempre, debe tratar de mejorar, de tener a los mejores como José María Iñigo Gómez.

También, recuerdo que Iñigo causó un gran impacto en toda España, cuando llevó, a su programa “Directisimo” de TVE, en 1975, en la televisión, al mago Uri Geller (con el que coincidí en un programa en la televisión autonómica-regional, publica, gallega, “Meigas fora”-“Brujas fuera” y también me cayó muy bien por su saber ser y estar) y se dedicó a doblar cucharas con la mente, etc.

Otro programa maravilloso de Iñigo, de gran repercusión y que, como el de Uri Geller, sigue recordándose, fue, en 1977, en el programa presentado por Iñigo, “Esta noche… Fiesta” de TVE, en el que mi muy admirada, la muy grande Lola Flores (a la que tuve la gran suerte de conocer en su programa televisivo “Sabor a Lolas”, que hacía junto a su hija Lolita y bajo la dirección y guión de Raúl del Pozo y Javier Rioyo), nuestra queridísima y gran figura mundial “Lola de España”, al cantar y bailar en su programa y con la energía, la fuerza con que se movía, le salió disparado de su oreja un pendiente y armó el taco. Aprovecho para recordarla y homenajearla a ella y a su marido, otra gran figura española, el gitano Antonio González Batista “Antonio El Pescadilla”, uno de los principales creadores de la “rumba gitana”. Con ellos se encontrará Iñigo en el cielo: “Iñigo, mi arma, ¿me traes el pendiente?…”.

El día que murió José María Iñigo, el sábado 05 de mayo 2018, también se hizo publico que el “Beatle”, el gran Paul McCarney (cuya gran música de “The Beatles” y otras grandes figuras mundiales de la época, Iñigo fue de los primeros en difundir en España. McCarney también empezó a dedicarse a la música a los 16 años, cuando Iñigo empezó en la radio como Disc-jockey/Dj, pinchadiscos, que ponía en antena los discos y los comentaba) recibió de la mano de la Reina de Inglaterra Isabel II el título de “Acompañante de Honor de la Reina” y que le fue concedido por su contribución a la música. Iñigo y McCarney nacieron el mismo año 1942 y el mismo mes, junio; Iñigo le llevaba 14 días, dos semanas, al gran músico, “Beatle” inglés.

Creo que, en España, los profesionales de la radio, televisión, de los medios de comunicación, como el resto de profesionales, deberían crear, si no lo tienen, un lugar, sitio, cuadro de honor, etc., donde, en base a la meritocracia honrada, figurasen los mejores profesionales con su fotografía y curriculum, como los casos citados de Iñigo y el periodista español que murió a los 82 años, Cesar Alonso de los Ríos (Osorno la Real-Palencia/España, 1936, Madrid 2018), el pasado uno de mayo 2018, y para que sirviesen/sirvan de ejemplo, para las nuevas generaciones españolas, de buenos ciudadanos, pues, el trabajo, el buen, digno, honrado y responsable trabajo es un medio fundamental para la realización individual y social, y creo que debe ser, debidamente, reconocido.

Descanse en paz José María Iñigo Gómez, una de las principales, mas conocidas y queridas figuras de la televisión en España, un gran profesional, un gran bilbaíno y español. Y mi mas sentido pésame a su familia, a Pepa Fernández y todos los que hacen “No es un día cualquiera”, a RTVE, a los profesionales mediáticos por esta gran y muy sentida perdida.

La Gran Familia de la Radio y Televisión, de los que seguimos los Medios, lo echaremos mucho de menos y, como dijo muy bien Pepa Fernández en “No es un día cualquiera” (sábado 05-05-18), en una grabación con intervenciones suyas que le hicieron en el programa a “uno de los nuestros”, “seguiremos juntos” con José María Iñigo, con los seres queridos que nos han dejado física, material pero no moral, espiritualmente; seguiremos juntos en el más acá y más allá…

Licho Licheiro, Lariko Larikeiro, Galín Galineiro, Noga Nogarova “Trobeiros, Jaruleiros, Flamencos y Combatientes por la libertad, trabajo, critica y justicia justos, por la mejor deontología profesional, la honradez y el mejor desarrollo deontológico democrático, por el bien, la buena alegría, música y belleza, por la verdad…”, a partir de Apolo, Demócrito, Orfeo, Cabrera Infante y la inolvidable “La Freddy”, cantante cubana que cantaba los boleros muy bien, con gran personalidad (Viva Cuba Libre y Democrática, y No a Cubazuela-Venezuela neocomunista, no a las naciones, regiones que violan muy gravemente las libertades democráticas contra el Imperio de la ley y el Estado de derechos y deberes democráticos, deontológicos, de juego limpio, con seguridad y garantías, debidamente regulados, medidos y aplicados):

“Cuando los malos y los que les hacen el juego, sirven de ejemplo y los buenos, los que luchan, honrada, humilde, legal y rigurosamente, por el bien, sirven de burla y se marginan, todo esta perdido salvo que los buenos, los que luchan por el bien, den la justa, permanente y muy necesaria batalla por mejorar la vida y el mundo. Quien bien canta los males, a los malos, a los racistas, supremacistas… espanta y los ánimos levanta”

Miguel Cancio, Socio fundador del “Foro Constitucional Compostelano”, economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología (40 años de profesor) de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela, sábado 05 de mayo 2018

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desde México: Juventud solidaria, cultura y política”, los temas del Librofest Metropolitano 2018

z642

* La quinta edición de la Feria del Libro y Festival Cultural en la UAM Azcapotzalco se realizará del 2 de mayo al 2 de junio. Es la Feria de Libro y Festival Cultural al norte de la Ciudad de México, que reúne a la Universidad Autónoma Metropolitana con la Embajada de la Japón en México, la Secretaría de Cultura federal, el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el Estado de Hidalgo, la Delegación Azcapotzalco, además de los Municipios de Naucalpan y Tlalnepantla, para promover la ciencia, el arte y la cultura.

Azcapotzalco, Ciudad de México, a 30 de Abril de 2018

Tras un año donde los jóvenes fueron un ejemplo de solidaridad y el actual donde la discusión de lo público es tema fundamental para el futuro inmediato de México, la Universidad Autónoma Metropolitana anunciará en breve la realización y detalles de la quinta edición de su Feria del Libro y Festival Cultural Librofest Metropolitano 2018 entre el lunes 28 de mayo el sábado 2 de junio, con el tema: “Juventud solidaria, cultura y política”.

En distintos foros se discutirá sobre estos temas y la participación de la juventud mexicana, solidaria tras los sismos de septiembre de 2017, la cual tendrá también una participación definitoria en la decisión de las elecciones de este año.

El Librofest Metropolitano es un evento anual de carácter académico y cultural que busca ampliar la difusión de la oferta editorial de la Universidad Autónoma Metropolitana, además de presentar un nutrido programa de actividades, entre las que destacan: presentaciones, exhibición y venta de libros y revistas; foros académicos, conferencias magistrales, exposiciones, actividades de vinculación social, talleres de divulgación de las ciencia, cursos con valor curricular, visitas escolares, conciertos, cine, además de una amplia gama de eventos culturales.

El evento que se realizará como cada año desde 2014 en la UAM unidad Azcapotzalco, reunirá también a editoriales y distribuidoras locales, estatales, universitarias e independientes para presentar sus novedades y ofertar sus catálogos a la comunidad universitaria y de la zona que colinda con el Estado de México como son los municipios de Naucalpan, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli y Cuautitlán, Coacalco y otros, por lo que se ha convertido en el polo cultural del norte de la Ciudad de México.

Expertos discutirán sus preocupaciones y propuestas ante los problemas de contaminación en el Foro de Desarrollo Urbano y Planeación. En el de Políticas Culturales se expresarán y debatirán propuestas para generar estrategias estatales. El tema de diversidad será abordado en el Foro de Derechos Humanos, además del de las Editoriales Universitarias, donde se analizaran los retos y estrategias de las instituciones para la producción de libros y revistas.

Entre otras novedades, estará presente el Museo Móvil de San Carlos con talleres para todos los niveles educativos y de manera paralela se llevarán a cabo actividades en el Metro La Raza, donde habrá cursos, exposiciones y conferencias dentro del programa La Metro en el Metro.

Librofest Metropolitano abrirá sus puertas de 10:00 a 18:00 horas, de lunes a viernes y de 10:00 a 14:00 horas el sábado. La entrada es libre. Los grupos escolares que quieran participar en las visitas guiadas podrán programar actividades en horarios matutinos, previo registro.

El programa completo se dará a conocer el martes 8 de mayo en el Aula Magna de La Casa de la Primera Imprenta, ubicada en Francisco Primo Verdad 10 esq. Moneda, colonia Centro.
.

—————————————————————————–

—o0o—

BOLETÍN PARA SU LIBRE REPRODUCCIÓN

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-49097270;
5521-4229

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Biblioteca de Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017, en La Biblioteca Nacional de España


Este jueves, 26 de abril, a las siete de la tarde

-25 de abril de 2018- La Biblioteca Nacional de España acoge este jueves, 26 de abril, una nueva sesión del ciclo La Biblioteca de… en la que participará el último ganador del Premio Cervantes, Sergio Ramírez. El acto, que comenzará a las 19.00h, tendrá lugar en el Salón de Actos de la BNE.
El escritor nicaragüense conversará sobre su relación con los libros y sobre cuáles han sido los que han marcado su vida con el escritor y periodista Juan Cruz, recientemente galardonado con el Premio APM de Honor por toda su carrera profesional que otorga la Asociación de la Prensa de Madrid.
Sergio Ramírez (Nicaragua, 1942) recibió en 2017 el máximo galardón en lengua castellana, un reconocimiento que recogió el pasado lunes 23, Día del Libro, en la Universidad de Alcalá de Henares. Durante su discurso, el autor homenajeo las figuras de Rubén Darío y de Miguel de Cervantes.
El jurado le otorgó el premio «por aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico».
Entre sus novelas están Castigo divino (Premio Dashiell Hammett en España en 1988 e Independent Press Award en Nueva York en 2017); Un baile de máscaras (Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera traducida en Francia en 1998); Margarita, está linda la mar (Premio Alfaguara en 1998 y Premio Latinoamericano José María Arguedas, otorgado por Casa de las Américas en Cuba), Sombras nada más, Mil y una muertes, El cielo llora por mí, La fugitiva (Premio Bleu Metropole en Montreal, Cánada, en 2013), Sara y Ya nadie llora por mí (2017).

Otros de sus libros son Mentiras verdaderas (ensayos sobre la creación literaria, 2001) y sus memorias de la revolución, Adiós muchachos (1999). Y entre sus cuentos están Catalina y Catalina, El reino animal y Flores oscuras. Su obra ha sido traducida a más de quince idiomas.
Su trayectoria le ha hecho merecedor de numerosos galardones, como el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso por el conjunto de su obra literaria (Chile, 2011) y el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en Idioma Español (México, 2014). Actualmente es Presidente del encuentro de escritores Centroamérica Cuenta y director de la revista electrónica Carátula.

Para más información consulte:
http://www.bne.es/es/AreaPrensa/
@BNE_biblioteca Facebook BNE

Gabinete de Prensa de la Biblioteca Nacional de España (BNE) Telf.: 91 5168006 o 17 o 23 / Móvil: 650398867
gabinete.prensa@bne.es / comunicacion.bne@bne.es

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario