Libro de segundo grado cubano

París, 21 de mayo de 2010.

Querida Ofelia,

Hace tiempo te escribí sobre la cartilla del régimen cubano  “¡A leer!”

Hoy te quiero comentar el libro de lectura de segundo grado cubano “Español 2”, obra de  Leticia Rodríguez Pérez. Esta “compañera” dirigió un equipo de “pedagogas”, compuesto por: Bertha Rudnikas Katz, Zenaida Menéndez Hernández, Ela Antúnez Guerra y Olga Mendoza Martínez. Las ilustraciones son del “compañero” Alberto Cancio.

En la primera página se puede leer:

Este libro forma parte del conjunto de trabajos realizados para el perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación por técnicos del Departamento de Elaboración y Planeamiento Docente, de la Dirección de Educación General Politécnica y Laboral.

Todos los materiales de este texto han sido revisados y aprobados por la Subcomisión de Español del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas del Ministerio de Educación. Editorial Pueblo y Educación. Calle 15 N° 604, entre B y C, Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana.

El libro es una verdadera obra de adoctrinamiento comunista, de la cual algún día quizás se arrepientan estas « pedagogas », cuando se den cuenta de todo el daño que hicieron a los niños cubanos. Son 186 páginas de repugnante propaganda dirigidas a “educar” a los cubanitos. Te podría reproducir aquí el libro completo, pero he elegido sólo algunas páginas.

-Los escolares deben completar un relato sobre la entusiasta participación de los padres a las actividades del Comité de Defensa de la Revolución.

-Los niños son invitados a terminar un relato sobre “el ataque imperialista a Cuba” al desembarcar en Playa Girón.

-Los niños deben colocar la puntuación correcta en un párrafo a la gloria de las Fuerzas Armadas Revolucionarias contra los “imperialistas que no se han atrevido a invadir a Cuba nunca más.”

-De nuevo ejercicios sobre  la revolución

-Me gustaría saber por qué las “compañeras pedagogas” omitieron la segunda estrofa del celebérrimo poema de José Martí:

Y  para el cruel que me arranca

El corazón con que vivo,

Cardos ni ortigas cultivo

Cultivo una rosa blanca.

-Lógicamente, no podía faltar Lenin para quedar bien con los “hermanos soviéticos”.

-Lógicamente, no podía faltar Lenin para quedar bien con los “hermanos soviéticos”.

Como las ratas son las primeras a abandonar el barco cuando éste comienza a hundirse, quizás alguna de las “pedagogas” creadoras de este libro infame dedicado a los niños de segundo grado, se ncuentre  hogaño exiliada en Miami o en la Vieja Europa y esté entre  las más intransigentes  anticastristas. De esos ejemplares tenemos varios por estos lares.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s